ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Música para la NASA. por Álvaro Alonso

Jacques Brel, una canción para Cifu

Jacques Brel, una canción para Cifu
Álvaro Alonso el

Este martes se ha ido el hombre que más ha hecho por la difusión del jazz en España. Juan Claudio Cifuentes, alias “Cifu”, a quien dedicamos una entrada justo hace escasas semanas tras recibir la Medalla de oro al mérito en las Bellas Artes. Nació en París en 1941. En el país galo aprendió a amar el jazz. Reconocía su admiración temprana por el genial Boris Vian, cuyo ingenio se dividía a partes iguales entre el jazz y la novela.

Otro de sus grandes admirados fue Jacques Brel. “Cuando Brel se subía a un escenario, se convertía en un gigante”. Así lo describía “Cifu” en la radio recordando sus primeros contactos con la música. El concierto en el Olympia de París de 1964, casi al desnudo, piano, acordeón, la orquesta del Olympia dirigida por François Rauber demudada, y la voz de Brel parando los relojes, deteniendo el tiempo, como un nigromante. Jacques Brel, con sus brazos interminables, con su cuerpo desgarbado, transfigurado en el escenario ante el asombro del público en una dramatización que ni de cerca ha podido ser igualada. Ni siquiera David Bowie, que lo intentó devotamente.

“Cifu”, el hombre de música dedicado en cuerpo y alma al jazz en todas sus variantes. Sus tempranos años en París le hicieron comprender que, como dijera Bertrand de Chartres, “caminamos a hombros de gigantes”. Gigantes como Jacques Brel. Ahora Juan Claudio Cifuentes está con ellos, con Vian, con Brel, con Miles, celebrando la “sesión de mermelada” en la hora mágica, cuando se acerca la medianoche.

 

 

Estilos musicales

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes