ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Las aventuras de una madre primeriza por Teresa Zafra

La barriga de Kate

Teresa Zafra el

Kate Middleton ha dado una lección al mundo no solo no ocultando, sino marcando, barriga post parto al salir del hospital 27 horas después de dar a luz.

El mérito de la Duquesa de Cambridge no está en mostrarse como una mujer real, porque, no nos engañemos, ella no es una mujer del todo real. Como mucho, podríamos definirla como una mujer real privilegiada, y es que es seguro que Kate tendrá desde ya mismo a su servicio todas las técnicas punteras para recuperarse en tiempo record, también podrá acceder a los servicios de nutricionistas y entrenadores personales que le asesoren en la vuelta a su cuerpo pre-embarazo y, además, no le faltará quien le cuide al bebé mientras ella se dedica a estas tareas.

Sin embargo, aunque Kate, por su condición, o mejor dicho, por la de su marido, no pueda bajar al mundo y ser como nosotras, ha marcado un gol por la escuadra generando una imagen, la de su barriga bajo el vestido celeste de lunares, que ha sido vista en todo el mundo y que va a hacer que nadie olvide que las mujeres después de dar a luz siguen teniendo tripa.

Os confieso que yo misma no era consciente de este hecho hasta que, embarazada, veía en la consulta de mi ginecóloga a las mujeres que acudían a la revisión postparto con su bebé de  días. Yo estaba convencida de que la barriga, tras el alumbramiento, se quedaba “colgandera” y blandita, pero ignoraba por completo su estado real, que es el que Kate enseñó a la salida de la clínica.

Yo estoy convencida de que si yo no sabía cómo era la barriga de una mujer a los pocos días de dar a luz es porque, por desgracia, esa barriga no es sino uno de los tabús que aún quedan en torno a la maternidad: las mujeres esconden esa tripa postparto bajo ropa ancha o fajas, y, por norma, no hablan de ello fuera del núcleo familiar más íntimo.

Gracias a Kate muchos han podido ver por primera vez cómo es el estado real de una mujer poco después de dar a luz, y, por eso le dedico este post. Aunque la duquesa no vaya a tardar en volver a lucir tan radiante y esbelta como siempre, su gesto, que queda ya en los archivos de practicamente todos los medios de comunicación de todo el mundo, nos ha hecho sentir a las mamás un poco más guapas. Un aplauso para Kate, y otro para todas nosotras.

maternidad
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes