ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Terminal Cero por Luis Ayllón

Maduro aprovecha la torpeza de Trump

Maduro aprovecha la torpeza de Trump
Luis Ayllón el

 

Es posible que haya gente a la que le ha encantado que Donald Trump amenace con una posible intervención militar en Venezuela. Y estoy seguro de que uno de los que más se ha alegrado ha sido Nicolás Maduro. Nada le podía haber gustado más que la nueva demostración de matonismo del presidente de Estados Unidos. Ya tiene una buena razón para acusar al “imperialismo estadounidense” de querer hacerse con Venezuela.

Trump debería darse cuenta de que ha cometido un error. Y no porque el pequeño Nicolás o “Nicolasito” haya amenazado con tomar la Casa Blanca por las armas con el aplauso de los paniaguados miembros de la Asamblea Constituyente venezolana. EL hijo de Maduro resulta patético en sus amenazas. Lo que ha conseguido Trump es dar un balón de oxígeno a un dictador que estaba ya contra las cuerdas.

A los Gobiernos de América Latina, incluso a los más críticos con el régimen bolivariano, como puede ser Perú, no les ha quedado más remedio que repudiar las palabras de Trump. Hasta la oposición democrática en Venezuela ha tenido que decir que la intervención militar extranjera no es la vía para derrocar a Maduro, aunque eso sí, ha aprovechado para denunciar la injerencia militar y política, desde hace años, en el país, por parte de la Cuba castrista.

De hecho, Maduro ha pasado a la ofensiva y, aunque no tendrá mucho éxito, acaba de aprovechar la entrega de cartas credenciales de varios embajadores acreditados en Caracas, entre ellos el de España, Jesús Silva (en la imagen), para reclamar una cumbre de presidentes para hacer frente a las amenazas de Trump.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, de visita en Colombia, ha tratado de rebajar el tono belicista de su jefe, pero el mal ya está hecho y quizás se hayan perdido meses de avance en la presión internacional sobre Maduro.

Por cierto, tres días después de las amenazas de Trump, el Gobierno español no se ha pronunciado sobre ellas. Tras ser recibido por Maduro, el embajador español se ciñó a lo que se esperaba que dijera ante la prensa: “Le confirmé que España ha trabajado y va a seguir trabajando en todo lo que significa la reconciliación entre los venezolanos y la prosperidad del país”. 

Pero, tal vez, el Gobierno debería decir algo sobre las palabras de Trump, porque de no hacerlo, corre el riesgo de que su silencio sea malintepretado. Por eso, no estaría de más alguna declaración oficial, si de verdad se quiere, como ha dicho el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, liderar la posición de la Unión Europea con respecto a Venezuela. Cosa, por otra parte, bastante difícil de hacer, a la vista de las últimas reuniones comunitarias.

 

 

Sin categoría
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes