ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Terminal Cero por Luis Ayllón

Los palestinos presionan a España

Luis Ayllón el

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) quiere que España se convierta en su principal valedor para que los países de la Unión Europea reconozcan el Estado palestino con las fronteras de 1967. Y, además, que si no consigue el consenso, España tome esa medida de manera unilateral.

 

Esa es la idea que dejó, en un perfecto castellano, el ministro palestino de Exteriores, Riyad Al Malki, en su intervención en el Foro Nueva Economía, donde subrayó que “cada país debe tener el derecho de decir si está dispuesto a reconocer el Estado palestino o no de aquí a septiembre". Ese es el mes en que los palestinos estudian solicitar su ingreso como miembro de la ONU, una decisión que todavía no han adoptado de manera definitiva.

 

Los palestinos vienen presionando a España desde hace tiempo y el Gobierno se ha mostrado receptivo a las demandas, hasta el punto de que ha dado a entender a sus interlocutores de la ANP que tienen ya tomada la decisión de reconocer el nuevo Estado antes de septiembre. O al menos eso es lo que han entendido los palestinos, que lo han hecho público, provocando que el Gobierno español haya tenido que llamarles la atención.

 

Lo cierto es que España se debate entre el deseo de tomar esa medida y el cálculo de si la misma puede resultar positiva o negativa para las negociaciones del proceso de paz. Últimamente, el Gobierno parece ser más sensible a las insinuaciones de Estados Unidos, que no ve con buenos ojos una oleada de reconocimientos.

 

Lo cierto es que Malki aprovechó bien su paso por Madrid para vender su mercancía y también para lanzar numerosas críticas a la actitud de Israel, a quien acusó de no cumplir con la Hoja de Ruta establecida por el  Cuarteto (ONU, EE. UU., UE y Rusia). Su intervención fue escuchada por el embajador israelí, Raphael Schutz, quien dejará su cargo el próximo 15 de julio, y que, con bastante mesura, replicó que no se puede ir a la negociación poniendo como “precondiciones” las fronteras de 1967 y el fin de los asentamientos judíos.

 

Malki defendió también el acuerdo alcanzado con Hamas, subrayando que es mejor que vayan “en el mismo coche”. Igualmente se pronunció a favor de la Flotilla a Gaza, indicando que no sería necesaria si no hubiera bloqueo sobre la franja por parte de Israel, a cuyo Gobierno dijo que no deben temer una iniciativa que –dijo- tiene carácter humanitario.

 

Oriente Próximo
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes