ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Terminal Cero por Luis Ayllón

La perpleja mirada exterior hacia Cataluña

La perpleja mirada exterior hacia Cataluña
Luis Ayllón el

La alocada carrera de Artur Mas hacia la independencia de Cataluña causa bastante asombro más allá de nuestras fronteras a nivel diplomático y muchas reticencias por parte de los inversores.

Los diplomáticos que llegan destinados a España no terminan de entender qué beneficios obtendrían los catalanes de una ruptura con España. Las multinacionales o bien se retraen ya de realizar inversiones en esa comunidad o se plantean la posibilidad de abandonarla, si la deriva soberanista se lleva a término.

De lo primero, sirva un ejemplo. Hace sólo unos días, el embajador francés en Madrid, Jerôme Bonnafont, respondía de manera muy diplomática ante un grupo de periodistas al ser preguntado por el debate catalán que se trata de un asunto interno de España y que en París lo siguen muy atentamente, pero no pudo evitar recordar que Francia “prefiere lo que une a lo que divide”.

Bonnanfot ha pasado tres años en España y creo que ha sido un buen embajador que se ha esforzado por entender lo que pasa en nuestro país. Quizás, por eso, advierte veladamente del riesgo que representa la separación de una parte del territorio. Riesgo, por otra parte que sería mucho mayor para quien se desgaje voluntariamente.

En un país como Francia con una fuerte estructura centralizadora las tendencias centrífugas son difícilmente comprendidas. Las veleidades separatistas catalanas o vascas no han tenido el mismo eco al otro lado de los Pirineos, donde se sienten en su inmensa mayoría antes franceses que cualquier otra cosa.

Lo que se piensa en Francia se piensa también en otros países europeos. Las campañas de imagen pagadas por la Generalitat en defensa de sus planteamientos han tenido una nula acogida.

Y si eso ocurre a nivel diplomático, otro tanto cabe decir a nivel económico. Las inversiones extranjeras en Cataluña se han frenado desde 2012 y, en concreto, el pasado año cayeron un 15,8 por ciento.

Bastantes multinacionales europeas o estadounidenses de sectores importantes como el químico-farmacéutico o el químico-industrial se plantean dejar Cataluña si se independiza, porque, como señala un informe de la web especializada The Diplomat in Spain, no quieren incertidumbres y un país con un futuro muy negro de reconocimiento no sería lo más deseable.

Sin olvidar que esas grandes empresas ya establecidas en suelo catalán (Bayer, Hoescht, Boehringer, Novartis, Sandoz, Hewllet Packard, Volkswagen, Nissan o Nestle, entre otras) han venido a un mercado de 47 millones de consumidores, al mercado español, integrado en el mercado europeo, y no a instalarse en un mercado de apenas 7 millones de personas que sería Cataluña.

España
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes