ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Madre no hay más que una por Gema Lendoiro

Carmen

Gema Lendoiro el

Por muchos años que pasen, el día 16 de Julio, el día del Carmen, de la Virgen del Carmen, siempre, siempre, siempre, me levantaré con el mismo pensamiento: tengo que llamar a mi abuela. Pero no, ya no te puedo llamar. Puedo decírtelo mentalmente y seguro que me escuchas. Puedo notar que me sigues mirando como lo hacías cada vez que me quedaba dormida. Además ahora, que tengo a mi propia Carmen, entiendo ese amor que me dabas. Creo que siento el mismo.

Carmen, ¡qué nombre tan bonito! Siempre que alguien le pregunta a Doña Tecla su nombre y ella lo dice, la gente dice esa frase. Y es que es precioso. Tiene fuerza, es firme, potente, seguro. Como lo eras tú. Por eso, poco antes de morirte te dije: “abuela, si algún día tengo una hija la llamaré Carmen, en tu honor”

Y ya sabes que lo hice. Por ti. Porque cada vez que la nombro te recuerdo, pienso en tu amor hacia mí. Gracias a ti, mi infancia fue infinitamente más feliz. Echo mucho de menos ir a tu casa, sentarme en el taburete y mirar cómo pelas las patatas para hacer esa tortilla que bordabas. ¡Tengo tantos recuerdos y todos tan buenos de ti! ¡Qué suerte tener una abuela como tú, tan volcada en los suyos, tan llena de amor infinito, tan serena!

¡Te echo tanto de menos! Añoro el hueco seguro que siempre me brindabas. Extraño la fuerza que tu cobijo me daba. Tus brazos siempre abiertos, tu defensa certera ante cualquier enemigo. ¡Qué orgullo ser de tu casta, de tu noble estirpe!

Felicidades, abuela. Felicidades Cármenes. Felicidades, hija.

Puedes seguirme en facebook, twitter y linkedin

Sin categoría

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes