ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

Los espías de Carla Bruni

Edurne Uriarte el

Si yo fuera francesa, tendría que pensárselo mucho antes de escribir este post, dado cómo se las gastan en El Elíseo con las informaciones, críticas o rumores que no les gustan. Te envían a los servicios secretos a la mínima. Y lo digo por lo que ayer contaban en Le Monde sobre el uso protagonizado por la pareja presidencial de los servicios de contraespionaje francés para investigar los orígenes de un rumor difundido hace días en los medios de comunicación en torno a posibles infidelidades de Sarkozy y de Bruni.

 

Algo así como si Zapatero se casara con Belén Esteban, o con Inés Sastre, o con cualquier otro personaje de las revistas del corazón, y luego pusiera a trabajar a los servicios de contraespionaje cada vez que los medios rosas se dedicaran a lo suyo, a los rumores, a las frivolidades, a los cotilleos. Como decía ayer un internauta en los foros de Le Monde, “¿Hasta cuándo esta gente va a ridiculizar a nuestro país? Vamos camino de convertirnos en los guiñoles de Europa”. Pues sí, no le quito yo nada al preocupado internauta francés. Los españoles tenemos lo nuestro, ciertamente, pero los franceses también.

 

Y concedo toda la credibilidad a la información de Le Monde, sobre todo porque una de las firmantes es Raphäelle Bacqué, una periodista a la que tengo un enorme respeto desde que leí su libro La femme fatale, un fantástico análisis sobre Ségolène Royal que Bacqué escribió con Ariane Chemin.

 

Lo que me asombra es que en Francia no haya un escándalo mayor del que hay por este inaudito e impresentable abuso de los poderes y de los medios de Estado. Debe de ser la costumbre con el estilo de poder de Sarkozy y ahora de Bruni.

 

Postdata: Otra cosa es que Sarkozy o Bruni quisieran defenderse de una información que consideran falsa y perjudicial para su honor y pusieran una demanda (con sus propios medios) contra el periodista responsable. Estarían en su pleno derecho, por supuesto

Abusos de poder
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes