ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

Liarse a hostias con el jefe

Edurne Uriarte el

Ha provocado gran escándalo entre mis compañeros de la tertulia de Protagonistas de Punto Radio dirigida por Félix Madero la expresión que da título a este post. No sé si por su vulgaridad o porque la haya utilizado yo misma a la que se me supone una dama, por supuesto, a la antigua usanza.

 

Pero reto yo a ponerse finos, caballeros o damas, a la hora de describir esa sentencia del TSJ de Andalucía que ha confirmado, a su vez, una sentencia de un Juzgado de lo Social. Sentencia según la cual el ataque de violencia física y verbal que tuvo un trabajador cuando se le comunicó su despido no es causa suficiente para justificar dicho despido. Y es que la empresa había añadido a la primera causa, baja de rendimiento, la segunda, la del ataque violento contra el jefe. Pero ni así, despido improcedente, según el TSJA.

 

Y aquí viene lo bueno, la prueba de fuego para seguir hablando como una dama, o como un caballero. Cuando uno lee que, según el TSJ, insultar a tu jefe, chocar tu cara con la suya, empujarle y derribarle y lanzar golpes de kárate al aire mientras te sujetan otros empleados, “no reviste la gravedad exigible para constituir causa de despido”. O que “hay que conectar las expresiones del trabajador con la situación en que se encontraba en ese momento”. O que “el hecho de que el trabajador intuyera que iba a ser despedido no justifica su comportamiento pero sí atenúa al menos su gravedad”.

O sea, que si intuimos que nos van a despedir, o, por ejemplo, que nuestra pareja nos va a pedir el divorcio, el TSJA entenderá que hay un “contexto” y una “atenuante” para derribar a nuestra pareja, para golpearla en la cara, para insultarla, o para lanzarle patadas de kárate mientras nos sujetan los vecinos. Y donde pongo pareja, ponga cada uno lo que le parezca pertinente.

Sentencias delirantes
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes