ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

Indecoroso y, además, indecente

Edurne Uriarte el

No me gustaría verme en la piel de los ujieres del Congreso de Diputados que han recibido indicaciones para controlar la entrada de personas con vestimenta “indecorosa”. Desmentidos de Bono arriba o abajo, parece innegable que ha habido ciertas instrucciones en ese sentido. Instrucciones genéricas y sin especificaciones sobre lo que es una vestimenta indecorosa.

 Ese es el problema, que vaya usted a distinguir qué es decoroso y qué es indecoroso. O decente o indecente, porque resulta que indecente es una de las definiciones de indecoroso. La otra es la de sucio y descuidado. Esto último parece más fácil de distinguir, y si fuera una ujier del Congreso exquisita en el cumplimiento de las indicaciones de mis superiores, no tendría problema en cumplir mi obligación de dejar en la puerta a todos los desprovistos de desodorante, a los de afeitado descuidado o a los de lamparones en la camisa.

Mi angustia se concentraría indudablemente en el discernimiento de la indecencia. Porque, vamos a ver, ¿por qué las bermudas masculinas son indecentes y no lo son las faldas cortas femeninas? ¿por qué las camisetas de tirantes en un hombre son igualmente indecentes y no lo son los vestidos de tirantes femeninos? ¿Y por qué esa persecución de las chancletas y no de la mayoría de las sandalias femeninas que enseñan los pies con la misma generosidad que las chancletas? Y pongo este ejemplo porque las informaciones llegadas desde el Congreso indican que el primer “indecente” al que se le llamó la atención fue precisamente un tipo vestido con bermudas, camiseta de tirantes y chancletas.

Como ujier imaginaria del Congreso, solicito a mis superiores que hagan el favor de entregarme un listado preciso y razonado de todas y cada una de las prendas indecorosas y, además, indecentes 

Absurdos sociales
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes