ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

Hipocresía catalanista

Edurne Uriarte el

Lo he estudiado desde la teoría y desde la práctica y aún me sorprende el fenómeno. Me refiero a la docilidad y el silencio con los que las masas aceptan las imposiciones más absurdas y contrarias a sus propios intereses. Como la imposición lingüística, en el País Vasco, en Cataluña.

 

Sí, lo he estudiado desde la teoría. Al fin y al cabo, la necesidad de estar en conformidad con la opinión políticamente correcta y socialmente dominante es una de las enseñanzas más útiles de la ciencia política. Y sobre la práctica, llevo toda una vida de práctica sobre el asunto en el País Vasco, aunque ahora sólo viva la mitad del tiempo por estas tierras.

 

 Y a pesar de tanta enseñanza, observo lo que ocurre en Cataluña y sigo sorprendiéndome. Sorprendiéndome de que casi nadie proteste, apenas unos cientos de personas, ayer, en la calle, en contra de las multas por no rotular en catalán. Y sorprendiéndome de la enorme hipocresía que sostiene la represión lingüística. Y lo digo porque, cuando la represión toca el bolsillo, entonces, sí, hay una protesta. Como la de mañana, de la gran mayoría de empresarios de salas de cine, en contra de la ley que les va a obligar a una cuota de doblajes al catalán. Cuota que, piensan, los puede llevar a la ruina.

 

 Porque en esa sociedad en la que casi todo el mundo parece estar de acuerdo con la imposición lingüística, cuando se trata de elegir el idioma de uso, la mayoría se decide por el español. Cuando va al cine, por ejemplo. O sea que, cuando están en la intimidad y sin un Gobierno Catalán o un grupo de represores lingüísticos que los observen, la mayoría de catalanes elige el español.

 

Pero, cuando se trata de rebelarse, la mayoría elige el silencio y el acatamiento. A pesar de que el abuso lingüístico en Cataluña, y en esto estoy totalmente de acuerdo con Joan, un bloguero que participa hoy en La Vanguardia, es comparable al que se producía en el franquismo, con el signo contrario, claro está.

Represión lingüística
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes