ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

El precio de una gran mentira

Edurne Uriarte el

Los laboristas británicos están completamente deprimidos a seis días de las elecciones como lo cuenta hoy el diario The Guardian. Creen que la última metedura de pata de Gordon Brown, lo de llamar fanática a una votante a supuesto micrófono cerrado cuando acaba de hacerle la pelota con todas las sonrisas del mundo, puede ser la puntilla que los hunda definitivamente el próximo miércoles.

 

 

Y les entiendo, hay que tener mala suerte para que te ocurra esto precisamente a seis días de las elecciones. Cuando la política consiste en mantener esa hipocresía durante los 365 días del año. Afirmar y reafirmar tu amor por todos y cada de tus votantes, aunque unos cuantos de ellos te parezcan impresentables, o intolerantes, o fanáticos.

 

Y va Gordon Brown y se le ocurre ser sincero cuando menos le convenía. Y, por supuesto, después intenta tapar la mentira con otra mentira, la del show posterior de disculpas de toda la tarde de ayer para hacerse perdonar por la votante ofendida y por todos los votantes laboristas, aunque siga pensando obviamente lo mismo. Que la señora en cuestión es una fanática.

 

Lo más irritante de esta hipocresía no es que la practiquen sólo los políticos, todos y cada uno de los políticos. Es que la practicamos del mismo modo los ciudadanos y los medios de comunicación. Esto de que los votantes son siempre perfectos y maravillosos. Y si alguien quiere ser sincero sobre alguno o algunos de ellos, que lo diga entre las paredes de su casa, sin micrófonos en la costa. Y el que sea sincero, aun involuntariamente como el pobre Brown, que lo pague. Por decir la verdad, o sea, por idiota.

Mentiras
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes