ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

El enfado monumental de Rubalcaba

Edurne Uriarte el

 

También a mi me envió Rubalcaba, aquí, a ABC, una carta de rectificación. Claro que entonces lo hizo a través de su jefa de prensa en el ministerio de Interior. Ahora que no es ministro ni candidato ni secretario general, carece de tal jefa de prensa, por lo que firma él mismo la carta que envió ayer a José María Ridao a El País.

¡Y vaya carta! Es tal la furia incontenida que destila Rubalcaba que invita a pensar en un político con los nervios descontrolados por la histórica derrota electoral y las complicadas perspectivas  de triunfo en el próximo congreso del PSOE (“Puntualización de Pérez Rubalcaba a Ridao”). Y probablemente también por las revelaciones de Eguiguren y Rodríguez Aizpeolea sobre la negociación socialista con ETA que él siempre negó, y que, por cierto, dan nueva sustancia al caso Faisán que el juez Ruz no está dispuesto a abandonar.

Pero no es por lo de ETA por lo que Rubalcaba acusa a Ridao de “comprometer su honorabilidad”, de “mentir” y de “insultar“. No, le acusa de todo eso por afirmar que “salvo en un circo desternillante o en una horrorosa pesadilla, nadie daría crédito a la noticia de que un candidato que ha cosechado los peores resultados electorales de la historia de su partido aspira seriamente a dirigirlo”. Y por recordarle que, antes de las elecciones y sobre la candidatura a la secretaría general, había afirmado que no se presentaría si cosechaba un resultado peor que Almunia (“La crisis, compañeros”).

Rubalcaba siempre toleró con muchas dificultades la crítica. Con las mismas dificultades que la verdad y la realidad. Y, en las peores circunstancias de su larga carrera política,  ha tenido la debilidad de dejar su auténtica personalidad al descubierto, sin contención, sin disimulos, sin controles. A la vista de sus votantes y de sus seguidores, en su periódico de referencia. Si este político es el nuevo secretario general…¡Qué miedo! se escucha ahora entre los círculos de la izquierda, periodística y política, lo que antes se escuchaba en los de la derecha.

(Arriba, viñeta de Puebla, publicada en este periódico)

Políticos y periodistas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes