ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Edurne Uriarte por Edurne Uriarte

El desprecio español del “moro”

Edurne Uriarte el

Acabo de regresar de Marruecos adonde viajé el domingo para participar ayer en dos programas de Punto Radio. El Protagonistas de Félix Madero y Luis del Olmo y el De Costa a Costa de Pepa Sastre que se emitieron desde Rabat y que tenían como objetivo conocer mejor Marruecos y acercarlo a España.

 

Nos llamaron y escribieron algunos oyentes irritados por lo que consideraron un “Publi-reportaje” de Marruecos. Y es cierto que los participantes en ambos programas utilizamos un tono diplomático cuando abordamos los aspectos más negativos de Marruecos. Y que, como era de esperar, los muchos marroquíes que hablaron en ambos programas lo hicieron para contar lo mejor de Marruecos.

 

Y, sin embargo, hay otra forma de ver nuestro programa sobre Marruecos que me parece mucho más relevante, la relacionada con todo lo que queda por hacer para superar el profundo desconocimiento de la realidad de Marruecos y de sus cambios que hay en España. Y algo mucho peor, el profundo racismo y desprecio que se resume en esa palabra aún tan común en nuestro país y que se usa con un sentido profundamente peyorativo para referirse a Marruecos, “el moro”.

 

 Creo que el problema principal desde España en estos momentos no es la falta de crítica sobre los males de Marruecos sino el desprecio, el racismo y el total desconocimiento de los grandes cambios que están teniendo lugar en aquel país. En Marruecos se habla de reformas, de modernización, del nuevo papel de las mujeres, de internacionalización. Es una sociedad en ebullición. Este pequeño artículo del periódico económico Le Economiste de hoy mismo sobre el festival Mawazine que tiene lugar estos días no es más que una pequeña muestra. Y la fotografía que me facilita Pepa Sastre con Luis del Olmo al final del programa con los niños marroquíes de un colegio español de Rabat es otra muestra. Esos niños que, con once años, demostraron en el programa tener un español perfecto y un nivel educativo envidiable representan la otra cara de Marruecos. La que desconocemos completamente desde España.

Racismo
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes