ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs EAT&FIT por Carla Sánchez Zurdo

Enlatados, ¿una buena opción si queremos cuidarnos?

Enlatados, ¿una buena opción si queremos cuidarnos?
Carla Sánchez Zurdo el

¡¡Buenos días!!

Cuando hablamos de productos enlatados lo que primero nos viene a la cabeza son las típicas latas de atún o de sardinas. Aunque en ningún momento las podemos considerar como un sustituto del pescado fresco, las conservas son una opción rápida y sencilla de tomar una buena ración de proteína a través de alimentos de calidad. Para su conservación han sido sometidas a un exhaustivo proceso térmico que garantiza sus valores nutricionales y que el alimento esté en perfecto estado para su consumo.

 

Pero, ¿sabemos que latas son las más recomendadas y cuales elegir a la hora de ir al supermercado?

  • En lo primero que nos vamos a fijar es en la cantidad de sodio. Este es el principal motivo por el que no debemos abusar de alimentos enlatados. En personas que de forma frecuente recurran a ellos o personas hipertensas, existen variedades bajas en sal que serían la mejor opción.  El sodio es un nutriente esencial que el cuerpo necesita en cantidades relativamente pequeñas para mantener los fluidos corporales en equilibrio, y los músculos y nervios funcionando de forma correcta. Las recomendaciones diarias en adultos es que limiten el consumo de sodio a menos de 2,300 mg al día.
  • La mayoría de los enlatados que se consumen suelen ser en aceite de girasol o de oliva, lo que representa un aumento calórico del alimento que deberemos tener muy en cuenta si seguimos una dieta de control de peso o simplemente queremos cuidarnos. La mejor opción serán las conservas al natural.
  • Sin duda la peor opción de enlatados que podemos elegir son los que llevan salsas en su elaboración. Además de la cantidad de sodio y el elevado aporte calórico que suponen, las salsas llevan aditivos, conservantes y colorantes.

 

¿Nos puede perjudicar que el alimento esté en contacto con el recipiente metálico?

  • La conserva en lata es un producto fresco  que ha sido cocinado, esterilizado y colocado en un envase igualmente esterilizado, cerrado de manera duradera y perfectamente hermético. No debemos tener miedo al pensar que el alimento nos puede aportar algún tipo de mental por estar en contacto con la lata. Eso si, desechar las latas de conserva si aparecen señales de oxidación en los bordes, la lata está abombada, aparece espuma dentro de la lata, o hubiera mal aspecto u aroma del líquido interior.

 

¡Feliz día!

Para más consejos y recomendaciones podéis visitar mi web (http://www.boostconcept.es), Facebook (Carla Nutricionista),  Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept) para más post y consejos.

NUTRICIÓN

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes