ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs EAT&FIT por Carla Sánchez Zurdo

¿Engorda el helado?

¿Engorda el helado?
Carla Sánchez Zurdo el

 

¡¡Muy buenos días!!

¡Oficialmente ya es verano! ¿Y a quién no le apetece algo fresquito cuando el sol calienta? Hoy en Eat&Fit os hablo de los helados.

Lo primero que hay que destacar de los helados es su composición, normalmente ricos en azúcar, leche entera, crema, estabilizantes, emulsionantes y saborizantes. Si el helado es casero y no de marcas con procesos industrializados, lo convierte en un alimento beneficioso, siempre que utilicemos ingredientes de calidad, bajos en grasas saturadas y azúcares. Podemos sustituir el azúcar por edulcorantes naturales tipo stevia, y ser enriquecidos con frutas para aumentar sus propiedades nutricionales.

 

Propiedades de los helados

-Rico en calcio.

Si el helado es elaborado con leche, va a ser rico en calcio, mineral muy importante que contribuye al mantenimiento del tejido óseo y es fundamental para el crecimiento.

 

-Rico en vitaminas y minerales.

El helado es fuente de vitaminas del grupo B, A, D y E.  Además contiene minerales como el fósforo y como dije antes, calcio.

 

Aumenta nuestro estado de ánimo.

Es el caso de los alimentos ricos en triptófano como la leche, pues permiten al organismo sintetizar serotonina, cuyo principal papel es actuar como un neurotransmisor en diferentes funciones, siendo una de ella la regulación del estado de ánimo. La existencia de bajos niveles de serotonina en el cuerpo, pueden ocasionar trastornos de la personalidad y aumentar los estados de ansiedad y depresión.

 

-Son refrescantes e hidratantes.

Los polos y sorbetes contienen una gran cantidad de agua, entre el 85 y el 90 % de su composición, que nos ayudarán a calmar nuestra sed en los meses de calor. Además, si lo elaboramos de forma casera, pueden resultar muy saludables y bajos en calorías.

 

Muchas personas piensan que por tomar un helado van a engordar por ser rico en calorías y grasas saturadas, lo cierto es que una porción de helado supone un 15% de las calorías diarias recomendadas, que si optamos por los más saludables o lo tomamos de vez en cuando, no será el helado lo que nos haga aumentar de peso.

El helado consumido de forma moderada no es causa de obesidad. Así que un helado de vez en cuando o hacerlo tú mismo tipo sorbete casero para tentempié de media mañana o media tarde, resulta una muy buena manera de afrontar el calor del verano.

 

¡Feliz semana!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (Boostconcept) para más post y consejos.

NUTRICIÓN
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes