ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs EAT&FIT por Carla Sánchez Zurdo

Entrenamiento libre VS. entrenamiento con máquinas

Entrenamiento libre VS. entrenamiento con máquinas
Carla Sánchez Zurdo el

¡Muy buenos días!

Hoy ponemos en tela de juicio el uso de máquinas de gimnasio frente al entrenamiento sin ellas, os daré nuestro punto de vista y los pros y los contras que han ido emergiendo después de largas tertulias en el centro de entrenamiento BOOSTCONCEPT, y es que es un debate que lleva años acompañando al mundo del fitness.

 

¿Por qué usar máquinas?

En principio, el uso y creación de máquinas de entrenamiento tenía como objetivo la mejora de la posición al realizar un ejercicio, es decir, aprovechar la capacidad concreta de músculos y articulaciones de manera funcional y precisa.

Hoy en día, la maquinaria de gimnasio es muy próspera y tiene mucho de valioso, hay innumerables productos con una amplia clasificación, según tipos de resistencia, músculos implicados, tipo de movimiento, etc…

Todo esto está muy bien, pero para unos momentos concretos en nuestra rutina de entrenamiento, creemos que el uso de máquinas está indicado para cuando eres principiante y tienes que aprender movimientos específicos, cuando tienes alguna lesión y debes trabajar uno o unos músculos en concreto, siempre que que trabajas con cargas máximas y a repetición de fallo, sobre todo si no tienes alguien que te ayude, cuando necesitas corregir errores de postura o si tu objetivo es puramente estético.

 

¿Por qué usar pesos libres?

Usar pesos libres, como mancuernas o ejercicios con nuestro peso corporal y gimnásticos hace que no solo trabajen unos músculos en concreto, sino que los músculos estabilizadores entren en acción, agonistas, antogonistas y sinergistas deberán ser utilizados debido a la situación funcional requerida en el entrenamiento sin máquinas.

De aquí que el uso de máquinas se contraponga con las situaciones dinámicas existentes en cualquier gesto deportivo, donde a través de una sinergia muscular existan cambios posicionales y posturales relativos en fracciones de segundo, comprometiendo a numerosas articulaciones y músculos.

Conclusión

A partir de aquí queda claro que el uso o no de máquinas vendrá determinado por el tipo de usuario que seas, no debemos olvidar que una combinación de ambas puede ser la clave para un entrenamiento inteligente.

Lo cierto es que si buscas una buena condición física, a través de la maquinaria lo vas a conseguir, no obstante, si tu entrenamiento está orientado a la excelencia atlética, el entrenamiento en gran medida se realizará lejos de aparatos de fitness.

 

¡Feliz lunes y feliz semana!

Podéis seguirme a través de la web (http://www.boostconcept.es), de Facebook (Carla Nutricionista), de Twitter (@carlanutricion) e Instagram (carlanutricionBC).

ENTRENAMIENTO Y MOTIVACIÓN
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes