10 formas de evitar ser prisionero de tu blog

Publicado por el jul 3, 2013

Compartir

10-formas-de-evitar-ser-prisionero-de-tu-blog

¿Alguna vez te has sentido prisionero de tu peinado o de tu estilo de atuendo? Pues algo parecido puede suceder con tu blog. En este artículo de Weblog Magazine te proponemos 10 formas de evitar ser prisionero del blogging.

En Are You a Victim of the Past?, Lorelle VanFossen nos formula, en otro de sus ejercicios relacionados con el blogging, una interesante pregunta: ¿somos víctimas de nuestro blog?. Con el fin de introducir su artículo, la autora de Lorelle on WordPress nos invita a ver el divertido vídeo que abre esta entrada de Weblog Magazine.


Vídeo: seth830 (Prisoner of Their Hairdos, canción de Christine Lavin)

Hay muchas razones por las que te puedes sentir prisionero de tu blog. La más evidente tal vez sea el diseño, un adorno similar al peinado de esas estrellas protagonistas del vídeo, anticuado y demasiado recargado, al que alude Lorelle VanFossen. Pero existen muchas otras y algunas de ellas se recopilan en la lista que viene a continuación. Te invito a reflexionar acerca de esa cuestión (¿soy prisionero de mi blog?) y quizás tengas que poner en marcha alguna (o varias) de las acciones propuestas.

Cambiar el diseño

Uno de los aspectos que más condiciona, apenas sin darte cuenta de ello, es el diseño de tu blog. Si quieres escapar de esa situación, nada mejor que cambiarlo. Huye de los diseños recargados, reduce los elementos a mostrar y simplifica al máximo, destacando el contenido. Existen muchos sitios donde puedes adquirir plantillas de estilo minimalista; por ejemplo, si utilizas WordPress, ThemeForest. También hay numerosos blogs que se dedican a recopilar series de plantillas.

Otra característica que te ahorrará quebraderos de cabeza es implantar un sitio responsive; es decir, adaptado a cualquier dispositivo.

Eliminar los comentarios

Uno de los pilares que sostiene la Blogosfera es la conversación. Hace más de diez años, los comentarios en los blogs eran una única (¡y fantástica!) forma de mantener la comunicación bidireccional. Sin embargo, hoy en día, la redes sociales ocupan ese espacio y han influido en la manera y el estilo de publicación de los bloggers.

Por otra parte, el spam es una fuente inagotable y continua, a la vez que un agujero abierto a los hackers. Si bien existen potentes y eficientes sistemas antispam (como Akismet en WordPress), es indudable el problema que representa tener abierto un sistema de comentarios.

La solución pasa irremediablemente por instalar un buen sistema de seguridad. Pero también existen alternativas, con demostrada efectividad, como la instalación de un sistema externo de comentarios (Disqus, Google+, etc.) o, directamente, eliminar los comentarios de tu blog. ¿Por qué no? al fin y al cabo, la Red nos ofrece multitud de herramientas para conversar.

Cambiar de plataforma

WordPress y Blogger están muy bien. De hecho, son las mejores plataformas que te puedes encontrar. Sin embargo, a veces, lo que uno desea es no complicarse la vida y no perderse en detalles técnicos. Publicar contenidos, sin más, de la forma más sencilla y simple posible. Si ese es tu caso, cambia de plataforma. Existen otras especialmente dedicadas para publicar de forma directa y fresca.

Probando sistemas de publicación del estilo de Tumblr, Blooki, Roon es posible que dejes de ser prisionero de tu blog.

Aligerar el blog

Si tu blog “pesa” demasiado, seguramente tus visitantes se cansarán (¡y tú también!). La carga de tus páginas debe volar y eso solo se consigue aligerándolo, eliminando elementos y optimizando recursos. ¿Cómo conseguirlo? elimina plugins innecesarios, optimiza las imágenes y sirve éstas desde un CDN, usa la compresión GZIP, cachea las páginas, etc.

Te recomiendo la lectura del siguiente artículo para más información: 10 consejos para optimizar el rendimiento de tu blog.

Despreocúpate del SEO

El SEO es estrategia, la táctica es lo más fácil… la estrategia es una conquista que llega a todas partes. la táctica es focalizada. Eso sí, ambas son útiles (Gustavo Arizpe, @gustavoarizpe)

Hubo épocas de la humanidad en las que se buscaba la piedra filosofal, esa transmutación maravillosa e increíble (de la que habla la R.A.E.). Pero hoy en día, el conjunto de técnicas cuyo fin es la búsqueda de la panacea universal es el SEO. Y, a menudo, el blogger es víctima absoluta de la dictadura de los buscadores.

Solo hay una forma de liberarse de ello y es centrándose en el blogging, pensando en que publicas para tu audiencia y no para los motores de búsqueda.

Probar el guestblogging

El cansancio, la rutinas, la falta de ideas, … y otras muchas cosas son enemigos de tu blog. Si te ves obligado a publicar regularmente y caes en el síndrome de la hoja en blanco, ya eres prisionero. Escapa dándole un giro de 180 grados a tu blog. La innovación te ayudará, pero existen ciertos métodos clásicos que refrescarán tu actividad bloguera, a la vez que divulgas tu trabajo y atraes nuevo tráfico.

Uno de ellos, es el de publicar en otros blogs, de diferente o similar temática, ejerciendo de blogger invitado.

Ensayar una newsletter

Otro remedio para reorientar tu blog, al mismo tiempo que consigues nuevos lectores, es iniciar el envío de un boletín de noticias al e-mail de tus suscriptores. La newsletter es una de las herramientas, recomendadas por los expertos en marketing, si tu objetivo es conseguir “leads” o posibles clientes.

En una newsletter puedes probar a incluir simplemente el contenido RSS o, también, noticias, tutoriales, e-books propios, etc. que no hayan sido publicados anteriormente, lo que te aportará un soplo de aire fresco muy útil para escapar de la prisión en la que se ha convertido tu blog.

Si quieres ensayar esta posibilidad, te recomiendo el uso de Mailchimp con un plan gratuito muy interesante y suficiente para la mayoría de los blogs.

Quitar la publicidad

Hasta hace bien poco la publicidad de sistemas como Google Adsense, era un mecanismo muy eficaz de ganar dinero con un blog. Pero eso ya no es así, debido a la masificación de la Blogosfera y los sucesivos cambios en los algoritmos de los buscadores. Existen otros medios (banners, links, posts patrocinados, etc.) con el fin de obtener ingresos pero, indudablemente, debes valorar si realmente es necesario añadir publicidad a tu blog.

Los anuncios condicionan no solo el tipo de contenidos sino, incluso, el diseño. Esto es otra de las razones por la que puedes caer prisionero de tu blog.

Reforzar la seguridad del blog

Hablábamos un poco más arriba del spam en los comentarios. Pero ese no es el único peligro que acecha a un blog. El hackeo con propósitos fraudulentos es muy habitual, sobre todo en las plataformas instalables. Si no quieres ser prisionero también de los hackers, en sistemas como WordPress.org es imprescindible instalar plugins de seguridad como Better Security y emplear algún mecanismo de protección externo del estilo de CloudFlare o Google PageSpeed.

Para más información, te recomiendo la lectura de The Definitive Guide to WordPress Security.

¿Y si todo falla?

Tómate unas vacaciones. Un descanso es la mejor medicina para un blogger cansado o prisionero de su blog.

Imagen: ShutterStock

Compartir

ABC.es

Weblog Magazine © DIARIO ABC, S.L. 2013

Noticias y tutoriales sobre blogging y medios socialesMás sobre «Weblog Magazine»

Etiquetas
Calendario de entradas
abril 2017
L M X J V S D
« mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Tweets recientes