La ingeniería conjunta entra en los departamentos de TI

La ingeniería conjunta entra en los departamentos de TI

Publicado por el jul 22, 2014

Compartir

Manuel Vidal, director de Consultoría de Sistemas, Oracle Ibérica

Esta tendencia se ha venido gestando a lo largo de los últimos años en el sector de las Tecnologías de la Información; la industria ha ido cambiando y, si la fragmentación tenía su  sentido en los años 80, hoy en día, después del historial de compras y adquisiciones vivido en la última década, se impone un nuevo paradigma basado en  la compra de sistemas integrados. El ahorro de costes, el menor riesgo en las implantaciones y un menor ‘time to market’ son sólo algunas de las ventajas que conlleva implementar la denominada ingeniería conjunta en la arquitectura de los servicios que prestan los departamentos de TI.

Las empresas han venido gastando dos tercios de su presupuesto en el mantenimiento de la TI (soporte software, hardware, data centers, etc.) y, del tercio restante, la mitad se destina al crecimiento orgánico de la infraestructuras. Con estos datos sobre la mesa, la percepción de las organizaciones es que prestar servicios de TI es costoso y complejo. Sin embargo, la ingeniería conjunta de sistemas, es decir, la combinación de desarrollo hardware y software, se erige como la solución para reducir el coste de prestación de los servicios, así como para afrontar los retos de la nueva forma de gestionar los negocios. Los resultados: reducir los costes de mantenimiento de la TI del 66% actual al 50% permitiendo liberar este porcentaje de gastos para reconvertirlo en inversiones.

Uno de los mayores obstáculos de las empresas hoy en día es que tratan de resolver los problemas del siglo XXI con aplicaciones del siglo XX. Las grandes empresas, a pesar de haber tenido recursos para invertir en los últimos años en materia de TI, no han realizado los cambios que se imponían por la complejidad que suponía abordarlos; mientras que en las pequeñas empresas, la complejidad no es tan elevada, pero los años de crisis han mermado sus posibilidades de financiación. Independientemente del motivo subyacente, hoy en día, todas las organizaciones están demandando una simplificación de las interacciones con proveedores, clientes, empleados y todos aquellos actores con los que trabajan, un acceso más rápido a la información para la toma de decisiones y una optimización de las operaciones.

Utilizar sistemas de ingeniería conjunta, es decir soluciones combinadas de software y hardware, en los departamentos de TI se está convirtiendo en la mejor vía para hacer frente a estas necesidades y afrontar los nuevos retos de los negocios en la era digital. De este modo, con la unión de hardware y software se consigue una implementación más barata y una simplificación de las operaciones, a lo que hay que añadir una reducción de los riesgos, debido a que las soluciones vienen integradas y probadas de origen.

El objetivo es llevar a los negocios a una posición más competitiva y, para conseguir este fin que obliga a una trasformación, aparece el concepto de aplicaciones in-memory, que permiten llevar a cabo procesos que los sistemas legacy no son capaces de realizar. Entre estos procesos, podemos destacar la capacidad para aprobar o denegar un descuento en un negocio complejo en tiempo real, la posibilidad de que los directores financieros hagan informes financieros o planificaciones al segundo, la opción de entender los cambios en costes que supondría una política sin tener que ejecutarla o la planificación de la producción sin tener que esperar a la consolidación de lo que ocurre en la cadena de suministro. Una serie de procesos que nos acercan cada vez más al concepto de la empresa en tiempo real.

Las soluciones de ingeniería integrada y las aplicaciones in-memory, por tanto, una vez que han sido desplegadas por el departamento de TI, ofrecerán interesantes beneficios al negocio. De este modo, en el departamento financiero, por ejemplo, es posible realizar cierres virtuales creando una copia en memoria de la base de datos de producción para hacer simulaciones sobre ella; en cuanto a la gestión de capital humano, se propone la automatización de procesos, como es el caso de la ejecución de las nóminas, con lo que se disminuye el tiempo de gestión y los empleados se focalizarán en tareas de valor añadido. El CRM, por su parte, se verá potenciado mediante un mayor acercamiento a las expectativas de los clientes, a los que se le pueden ofrecer promociones que sean pertinentes a sus necesidades; mientras que la gestión de la cadena de suministro permite tener en cuenta los procesos que están ocurriendo en tiempo real para la toma de decisiones, como por ejemplo, que el precio de un producto vaya variando en función del número de pedidos de los clientes.

En definitiva, la combinación de los sistemas de ingeniería integrada y las aplicaciones in-memory son la alternativa para que las empresas dejen atrás sus obsoletas y complejas infraestructuras de TI y entren en la nueva era digital en la que la empresa en tiempo real y la apuesta por la innovación les convertirá en negocios altamente competitivos.

 

Compartir

ABC.es

Visión Oracle © DIARIO ABC, S.L. 2014

Los modelos de negocio que han imperado hasta ahora están en pleno proceso de transformación. Las tecnologías están cambiando las empresas, sus procesos, los modos y maneras de gestionar la relación con los clientes... Más sobre «Visión Oracle»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
julio 2014
L M X J V S D
« jun   ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031