Valentino, que Márquez no es Biaggi

Publicado por el oct 22, 2015

Compartir

El mejor piloto del mundo de todos los tiempos, con permiso de Agostini, vuelve a las andadas. Es historia viva del motociclismo que Rossi derrotaba a muchos de sus rivales con la lengua antes que con la moto. La capacidad dialéctica de Valentino es paralela a su inteligencia. Como decían sus amigos, es capaz de vender a su madre por obtener dos décimas más de velocidad en cada vuelta. Y no era una frase baladí, era cierto. Quería y desea ser campeón del mundo por encima de todo en su vida y hará lo que fuera por serlo.

Entre 2001 y 2005 tuvo como enemigos a Biaggi y Gibernau. Y a los dos derrotó con sus ataques e ironías ante la prensa. Los presionaba, los hundía. No les respetaba. Se reía de ellos. Y los venció a los dos. A Sete, incluso pegándole un choque de hombros en Jerez, en la última curva, para vencerle y decirle quien era. Ahora aspira, a los 36 años, a conquistar su octava corona de MotoGP, hito que le igualaría con Agostini, y hará lo que sea por obtenerla. Sabe que es su última oportunidad. Ni la esperaba. Pero a su edad se ha encontrado con un rendimiento magnífico, propio de sus genes, con una Yamaha que rinde y con un Márquez irregular que le ha permitido ser líder del campeonato a falta de dos carreras, Malasia y Valencia. Comienzan en unas horas los entrenamientos de Sepang, en territorio malayo, y el italiano ha cargado contra Márquez para meterle presión y quitárselo de en medio psicológicamente con declaraciones demagógicas.

Valentino ha dicho a Márquez delante de toda la prensa que en Australia ayudó a Lorenzo para que se escapara y se acercara más al título. Que Marc no quiere que él gane el título para que se quede en siete cetros y poder cazarle en el futuro. El ilerdense suma dos entorchados. El pupilo de Alzamora se quedó sorprendido por el ataque verbal del veterano campeón. Contestó con objetividad que si hubiera querido ayudar a Jorge lo tenía muy fácil: le habría dejado ganar. Los dos iban escapados en Australia y no le habría adelantado en la última curva para triunfar. Lorenzo fue segundo. Perdió esos cinco puntos. Está claro que Márquez no ha apoyado a Lorenzo. Pero Rossi busca el enfrentamiento entre países para caldear una situación. Iannone se ha subido a ese barco nacionalista, para ayudar a VR46, y también dice que Márquez arrastró de Jorge para escaparse los dos. Pero la prueba la ganó el catalán, así que no hubo ayudas.

Es obvio que no hay litigio, pero Valentino lo genera para poner nervioso a Márquez, que es favorito a ganar en cada gran premio. Estas batallas verbales le han dado fruto históricamente. Pero hay un dilema para el número 46: Márquez no es Biaggi. Es mucho más fuerte mentalmente. No le afecta. Lo que sí puede conseguir el italiano es que Marc pilote con más cuidado para no tocarse con los dos aspirantes al título. Sabe que si él (Rossi) es segundo en las dos carreras, se proclamará campeón del mundo. Lorenzo necesita sacarle más de diez puntos en las dos citas. Marc puede decidiresta corona. Y Pedrosa. Se le dan bien los trazados de Sepang y Valencia. Y Andrea Iannone, porque a las Ducati también les encanta el asfalto de Cheste. Quizá Rossi busque este duelo de secundarios para que Jorge no sume ni veinticino (victoria) ni veinte puntos (segundo).

Primero toca Sepang. Aquí también le ha ido bien a Valentino históricamente. Y Lorenzo nunca ha triunfado en MotoGP en tierra malaya. Qué listo es este Rossi. Sabe más el diablo por viejo que por diablo. Busca guerras, apoyos y tensiones. Divide y vencerás.

Compartir

ABC.es

Vendiendo Motos © DIARIO ABC, S.L. 2015

España también es una potencia en motociclismo y desde este espacio lo celebramos y te lo contamos desde el asfalto. Coge el casco, que arrancamos Más sobre «Vendiendo Motos»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031