Simoncelli debe ser suspendido

Publicado por el may 16, 2011

Compartir

simoncelli245.jpg

El señorito Paul Batler, hombre importante en la comisión de seguridad del Mundial, no hizo ningún favor cuando manifestó antes del Gran Premio de Francia que “el motociclismo es un deporte de contacto”. Podría haberse callado. Era su respuesta a las manifestaciones de Jorge Lorenzo respecto a la peligrosa conducción de Simoncelli, corroboradas por Stoner, Dovizioso, Bautista, Barberá y el propio Pedrosa.

Sin embargo, Dani no quiso tomar la delantera en esta crítica y ha sido precisamente quien pagó una verdad que el número uno del campeonato denunció porque sus colegas de categoría no dejaban de quejarse desde el estreno de Qatar.

No era cierto que Marco no hubiera hecho ninguna acción de miedo desde que en el año 2010 ascendió a la cilindrada de 800 centímetros cúbicos. Bautista y Barberá y otros pilotos de la “parte trasera” de la parrilla de MotoGP subrayaban que el italiano les cortaba la trazada en múltiples ocasiones con la misma guadaña que ayer sufrió Pedrosa. Esa táctica de echarse encima, soltar los frenos, cerrar la trazada y provocar el frenazo del contrario es una estrategia antirreglamentaria que el “pericoloso” aplica con asiduidad para adelantar en un santiamén sin preocuparle la vida del enemigo.

Como hasta el domingo no hubo accidentes provocados por él, nadie demandaba la actuación de la comisión de seguridad. Y Lorenzo tomó el testigo. Vio desde el Gran Premio de Jerez que Marco peleaba por los puestos de cabeza y su pilotaje era temible. Y las declaraciones de Batler no ayudaban. El mallorquín le contestó que esto no era boxeo. Y el accidente de Pedrosa ha puesto la polémica en ebullición. “Limonchello” ya echó de la pista a Bautista y a Barberá cuando reinaba en los 250 centímetros cúbicos. A Héctor casi le mata en 2009 al cambiarle la trazada en la recta de Mugello a 280 kilómetros por hora. El valenciano se estrelló en el muro y hoy está vivo porque debe tener la cabeza más dura del planeta. No castigaron al amigo de Rossi con una suspensión por una o dos carreras porque no hubo un muerto. Y no se puede juzgar por el resultado, sino por la gravedad del incidente.

Ayer fue el culpable de la fractura de clavícula de Dani. El barcelonés puede haber perdido el campeonato. En Le Mans se quedó sin puntos y en Montmeló no estará en las mejores condiciones. Por el contrario, el “bambino” de Católica -su pueblo de nacimiento no casa con su actitud- terminó el gran premio y sumó once puntos. 11-0 respecto al piloto de Honda Repsol. Y competirá en Barcelona sin mayor problema que el enfado del público.

Hasta que no le sancionen sin correr no aprenderá. Jorge sabe lo que eso. Lo sufrió en 2005. Y cambió. Simoncelli debe pasar por una prohibición para que no piense que mientras pueda salir a la pista es que no ha pasado nada. Sí pasa. Vuelan a 330 kilómetros hora. Pero el italiano tiene 330 pájaros en su cerebro. Ese pelo enmarañado no le deja pensar.

Compartir

ABC.es

Vendiendo Motos © DIARIO ABC, S.L. 2011

España también es una potencia en motociclismo y desde este espacio lo celebramos y te lo contamos desde el asfalto. Coge el casco, que arrancamos Más sobre «Vendiendo Motos»

Categorías
Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« nov    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031