Ya no hay troika, ahora se llama “instituciones”

Publicado por el feb 13, 2015

Compartir

Los fascinados por Tsipras y Syriza sostienen que de Grecia vendrá la salvación, que acabando con la troika y la austeridad vendrá días de felicidad. La proposición es de una ingenuidad (o ignorancia) monumentales. De Grecia lo mejor que puede llegar es que afronte una larga convalecencia para estructurar sus instituciones, estabilizar su presupuesto, recomponer la fractura social interna y ponerse a trabajar. El enfermo es Gracia no Europa.
De estas dos semanas de tensión Tsipras ha conseguido, de momento, que en vez de hablar de troika ahora se diga “instituciones”. Cambiar las palabras sin afectar el fondo es lo que explicaba Tomaso de Lampedusa en el Gatopardo. Sirve para disimular pero no cambia nada. La cuestión de fondo es como se articula la relación entre deudor y acreedores, un deudor al borde la quiebra, que es una desgracia que no interesa a ninguna de las dos partes.
El ministro alemán de Finanzas lo ha dejado claro: “no imponemos nada, si no les gusta el plan (contrato) que le dejen, pero que no pidan crédito”. Así de sencillo; pero al mismo tiempo, encontrar un marco de entendimiento conviene a todas las partes y al proyecto europeo; descabalgar a un socio resta a todos y deja a los ciudadanos griegos en una situación más dramática que la actual. De manera que lo más probable, por interés de todos, es que se llegue a un arreglo a la europea, de esos en los que todos ganan algo, al menos en el discurso público, que significa un apaño para ir tirando hacia adelante, con tendencia a mejorar, aunque con vacilaciones.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2015

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031