Una reforma laboral muy mal defendida

Publicado por el Jan 28, 2013

Compartir

La reforma laboral dictada por el gobierno sin acuerdo social pero con la legitimidad de la mayoría parlamentaria es una de las decisiones trascendentes del primer año de gobierno. Ha dado la vuelta al calcetín de las relaciones laborales que desde la entrada en vigor del decreto ley (febrero) y luego de la ley 3/2012 discurren por otros cauces. Una ley importante con tres opiniones diferenciadas.

Por un lado los partidarios de la reforma por lo que supone de asignar al empresario más capacidad de decisión y por introducir flexibilidad para adaptar las relaciones laborales a la realidad de cada empresa y coyuntura. Por otro los que censuran la reforma (principalmente los sindicatos) calificándola por antisocial por cuanto supone de pérdida de derechos para los trabajadores. Y finalmente cuantos estiman que es insuficiente para los objetivos buscados: incrementar el empleo y reducir la precariedad. Entre estos últimos están los académicos defensores del contrato único.

Los resultados de la reforma están por ver, precisamente por el calado de la misma. A lo largo de 2012 el efecto del nuevo marco laboral ha sido un incentivo a despedir y a replantear a la baja la negociación colectiva. Negarlo es negar evidencias. En una situación de recesión, cuando los agentes económicos no ven ningún incentivo para invertir y para contratar,las normas no cambian tendencia en unas pocas semanas. Pero es razonable pensar que cuando cambie esa tendencia los incentivos a contratar serán mayores y el modelo laboral ganará en eficacia.

El gobierno sostiene que sin reforma laboral la caída del empleo hubiera sido mayor, pero carece de pruebas, de argumentos para defender esa posición. Entre otras razones porque la destrucción de empleo el 2012 ha sido tan intensa que no es probable que hubiera sido mayor sin reforma.

El alcance de la reforma es de fondo, no son cambios de efectos inmediatos, imponen otro modelo, otra mentalidad, otras prácticas que necesitan tiempo para producir efectos. El gobierno debería defender su reforma con argumentos más sólidos, de momento no convence, no gana credibilidad, los argumentos son débiles, la defensa es endeble. Ni siquiera explican lo que han hecho.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2013

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Apr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930