Una EPA mejor que buena

Publicado por el jul 23, 2015

Compartir

Se pueden poner todos los “peros” que se quieran para molestar al gobierno, para aguarle la fiesta, pero los datos de la EPA resisten los comentarios más decepcionados. La crítica más fácil es la de la calidad del empleo, pero no es esa la prioridad cuando uno de cada cinco ciudadanos que quieren trabajar no encuentra empleo. La prioridad tiene que ver con la cantidad, como rellenar el enorme socavón de desempleados que padece la sociedad española, hecho que constituye su más angustiosa preocupación.
Seis años de recesión (del 2008 al 2014) con un espejismo de recuperación entre medias (2010), se llevaron por delante más de tres millones de empleos; la ocupación alcanzó los veinte millones de empleos a mediados de 2007 para derrumbarse a ritmo desigual hasta 16,6 millones a comienzos de 2013. Un descalabro con pocos precedentes o equivalentes (solo Grecia se parece).
Desde ese momento, de forma muy lenta a lo largo de 2013 y más firme durante 2014 y 2015, se han recuperado 1,2 millones de empleos, un tercio de lo perdido. También se ha producido durante el período retroceso de los salarios, lo cual es coherente con una situación de paro creciente. Y también es un dato que los nuevos contratos están afectados por condiciones precarias que siempre acompañan coyunturas de alto desempleo.
La incorporación al trabajo tanto de los nuevos entrantes al mercado, jóvenes de 16 a 34 años, (que son los más perjudicados por la recesión, los que acumulan mayor número de parados) como de los parados crónicos, los que llevan más de dos años buscando empleo, suele ser en condiciones de precariedad: empleos temporales o a tiempo parcial, o con ambas limitaciones. Deseable es que esos contratos sea pórtico, umbral de entrada a otros renovados estables y a tiempo completo. A medida que se consolide la recuperación así debe ser.
Son ya seis EPA trimestrales con tendencia positiva, con crecimiento de la ocupación y descenso del número de parados, incluso con leve incremento del número de activos, que es siempre un buen indicador de tendencia. Por eso poner “peros” a esta EPA tiene algo de espíritu cenizo, de rechazo del buen tiempo por fatal arrogancia.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2015

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031