Reestructurando deudas: Colonial y Prisa

Publicado por el Feb 23, 2010

Compartir

Ofrecían crédito como quien lava, y unos cuantos, demasiados, entraron al trapo y tomaron créditos para comprar cosas que luego valen menos y que no rinden para atender los créditos. Esa es la historia reciente de la crisis: excesos de liquidez que produjeron glotonería de crédito y posterior indigestión. Incluso quienes pretendían mantenerse alejados del crédito, con santo temor a la deuda, cayeron en esa práctica por exceso de confianza, por arrogancia en muchos casos.

Dos casos destacados son los de Prisa y Colonial. Dos compañías que poco tienen que ver, cotizadas, orgullosas, con buenos activos históricos, con accionistas de referencia… pero que sucumbieron a la moda y marea de la deuda. Las dos entraron en la crisis con 5.000 millones de euros de deuda con una decena de bancos nacionales y extranjeros que aun andan preguntándose como se metieron en semejante lío.

Los flujos de fondos de ambas compañías son manifiestamente insuficientes para pagar los créditos en los plazos previstos o en otros más generosos. Les queda el camino de la venta de activos para amortizar crédito e ir quedándose en los huesos, en algo mucho menor de lo que fueron antes de los créditos. La otra alternativa es ceder los bártulos a los bancos para que hagan lo que puedan. Esta opción aterra a los financiadores que lo que quieren es recuperar lo que puedan (de lo perdido lo que se encuentre) e irse con la música a otra parte.

En ambas compañías los bancos acreedores han pestañeado estos días. En uno de ellos, Colonial, han decidido aceptar el canje de deuda por capital, con adicional separación de activos y riesgos, liquidación de los antiguos accionistas y repliegue de la compañía. En el otro caso, Prisa, los bancos no se atreven a semejante viaje, asumir parcelas de gestión es demasiado arriesgado y condonar la deuda, darla por perdida, es imposible, se requiere más disimulo y más plazo. Así que los bancos han decidido correr la muleta y esperar mejores oportunidades, vigilar sin entrometerse, o sin que lo parezca.

Así se va centrifugando la masa de deuda, póliza a póliza, cliente a cliente; también los más problemáticos.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2010

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
septiembre 2017
M T W T F S S
« Apr    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930