Lo que asusta a los inversores

Publicado por el Jan 25, 2016

Compartir

Desde algunos medios se trasladan a la opinión pública mensajes que alertan de los riesgos de un gobierno sesgado a la izquierda, especialmente si dirigentes de Podemos ocupan ministerios en un futuro gobierno. Nada nuevo ni raro, ha ocurrido siempre, aquí y en otros países, ahora y desde hace décadas. La formación de los ayuntamientos social-comunistas tras las elecciones de 1979 alertaron a los inversores y paralizaron algunas iniciativas; luego se hizo la calma. La llegada de Miterrand a la presidencia de la República Francesa en 1980 y las inmediatas nacionalizaciones de grandes empresas, provocaron algunos problemas al franco. Todo aquello tuvo consecuencias y supuso lecciones para todos. Por ejemplo, a los socialistas españoles que lograron más de 200 diputados en octubre de 1982, la experiencia de los vecinos del norte les sirvió para matizar algunas de sus intenciones iniciales.
Pretender que la posible llegada al gobierno de Podemos es neutral, a algunos les puede producir entusiasmo, pero a otros (y no son pocos) temor e inquietud. Los inversores ven con preocupación que unos partidos que se proponen derogar, de entrada, algunas de las recientes leyes (por ejemplo la reforma laboral) no incentiva su entusiasmo, ni sus decisiones. Derogar leyes a palo seco no es el mejor camino para introducir seguridad, confianza. Las leyes se rectifican con otras leyes, con debate parlamentario y social. La derogación es una advertencia de mayor cuantía que introduce inseguridad, lo cual tiene costes y consecuencias.
Los dirigentes de Podemos reiteran que una de sus primeras decisiones, si llegan a gobernar, es acabar con los desahucios y extender los subsidios a los parados crónicos. Dicho así suena potente, pero requiere detalles, concreción: ¿supondría prohibir los desahucios, todos los desahucios?, ¿han calculado las consecuencias para la operativa hipotecaria?, ¿cómo afectará a las condiciones de los nuevos préstamos hipotecarios, a precios y garantías? Y respecto a los subsidios caben también algunas preguntas.
Del discurso de campaña, de los programas electorales, a las políticas de gobierno hay un largo trecho. Los inversores trabajan con expectativas, tienen que imaginar el futuro para invertir con posibilidades de recuperar con alguna rentabilidad. Amenazar al inversor supone invitarle a que se lo piense, cuando menos a esperar para ver, para acumular experiencia y precedentes. Ignorar esas realidades es dar la espalda a la realidad, nada bueno para tener éxito.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2016

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Apr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031