La vía andaluza contra el desahucio

Publicado por el abr 10, 2013

Compartir

El decreto andaluz para evitar desahucios no se conoce en detalle por lo que conviene contener el juicio. Por eso el entusiasmo ante la decisión es tan infundado como la descalificación. La música suena mal, a populismo que esconde más de lo que enseña. No es la  primera vez que se apuntan medidas de este tipo, el tripartito catalán amagó con una serie de medidas para utilizar viviendas desocupadas que naufragaron al poco, en cuanto trataron de definir qué es una vivienda desocupada y como se activa ese mercado.

En un país con el parque de viviendas por familia y por residente más alto de Europa y probablemente del mundo: más de veinte millones de viviendas para 47 millones de residentes. Es cierto que el censo de segundas viviendas es elevado e incluso que el de viviendas calificadas como desocupadas también, pero detrás de esas calificaciones hay equívocos.

No es el número de viviendas el problema de los españoles. Lo fue décadas atrás, pero no en este siglo. Los problemas van por el precio y por ausencia de un mercado de alquiler más amplio y más eficaz.

El decreto andaluz puede tropezar con problemas presupuestarios y operativos. ¡Quién y cómo va a calificar las viviendas expropiables? ¿Cómo se fijarán los justiprecios? ¿Cómo y quién va a gestionar ese patrimonio expropiado? Eso sin entrar en el  riesgo jurídico en el que incurrirán las expropiaciones. Demasiadas preguntas abiertas sin responder antes de conocer la letra de la norma y su operativa. De manera que parece ruido y agitación; bastante demagogia y mucho populismo. Y pocas soluciones.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2013

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031