La nacionalización de la banca

Publicado por el feb 23, 2009

Compartir

Esta mañana es de Penólope (P para sus fans); su oscar como actriz de reparto, secundaria, inunda las aperturas de todos los medios. He podido leer las palabras emocionadas de la actriz al recibir la estatuilla, pero no he logrado leer el documento íntegro y textual de la cumbre de Berlín, firmado por los jefes de gobierno europeos, solo obtengo resúmenes. Ni la web de La Moncloa, antigua y obsoleta que contribuye poco a informar, presenta ese documento. Probablemente es indicativo del desinterés por lo que puedan hacer o decir los dirigentes.

La cuestión del momento económico es la banca, su futuro viable o dependiente de los Estados. El debate sobre la nacionalización de la banca es viejo; cuando empezaba en esto de la economía y la información, allá por los primeros años setenta, estaba a la orden del día. Lo temían hasta los banqueros más conspicuos que tomaban medidas para paliar ese riesgo. Los primeros programas económicos del Partido Socialista de Felipe González proponían la nacionalización bancaria y eléctrica, de las que enseguida se arrepintieron, quizá con la experiencia del gobierno Mitterrand que dio ese paso para lamentarlo inmediatamente.

La nacionalización de la que hablamos ahora poco tiene que ver con aquella. La palabra es la misma pero el contendido muy distinto. Entonces se trataba de un ejercicio de poder, de imponer el Estado a los intereses. Ahora es una operación de salvamento urgente. Los banqueros han fracasado, han perdido sus capitales (de sus accionistas) y quizá buena parte de los capitales de sus clientes y no hay quien reponga, solo el Estado puede hacerlo.

El viento viene del oeste, de los templos del capitalismo, Estados Unidos y Gran Bretaña, cuyos gobiernos no quieren nacionalizar a la vieja usanza pero no tienen otra opción que intervenir recapitalizando sus bancos principales y tomando el control de las decisiones. Es un viaje al futuro lleno de incertidumbres, En Berlín los jefes de gobierno dicen que la economía de mercado está en peligro y que hay que salvarla, porque con fallos el mercado es el mejor instrumento de asignación de recursos.

Vamos a ver una nacionalización de una parte de la banca, la del fracaso, y a esperar la normalización de los mercados financieros como paso previo a un nuevo paradigma con tantas oportunidades como riesgos.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2009

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031