La dura e incierta batalla eléctrica

Publicado por el mar 13, 2012

Compartir

No hay confrontación más dura, incierta y compleja que la que protagoniza el sector eléctrico español. Han estallado todas las costuras, errores acumulados a lo largo de décadas, con las sucesivas administraciones implicadas en todas las decisiones, entran en fase de difícil arreglo. De la dureza de la confrontación da buen ejemplo la destemplada, irritada, nota del Ministerio de Industria contra la Comisión Nacional de la Energía a cuenta de la publicación de su esperado Informe sobre el estado de la cuestión. Podían haber disimulado por eso de las apariencias, buscando socorro mutuo, pero han preferido la respuesta airada.

El Informe de la CNE es consultivo, no tiene más consecuencias de que sus recomendaciones, en cuanto no sean atendidas, se convertirán en argumento para quienes no vean satisfechas sus aspiraciones.

La papeleta la tiene el gobierno ya que la salida del laberinto requiere normas, procedimientos, BOE, que solo está al alcance del ejecutivo y el Parlamento. La cantidad que se requiere para poner orden es tan importante que el problema eléctrico alcanza categoría de cuestión de estado, como las pensiones o el seguro de paro. Y desde ese carácter la intervención de Rajoy es imprescindible; como sería recomendable que los jefes de la oposición, socialistas (y catalanes y vascos) estén al tanto y asuman cierta complicidad.

El sector está profundamente dividido, cada empresa, productora y comercializadora, clásica o alternativa, tiene sus propios intereses, casi ninguno coincidente, y todas despliegan toda la capacidad de presión posible para salir del problema con menos daños. Sin descartar que antes o después los tribunales dirán las últimas palabras.

La tarifa aguanta poco, los precios efectivos energéticos (antes y después de impuestos) son muy altos, por encima de la media europea. Y del Estado no va a llegar socorro ya que el Tesoro no está condiciones de poner un euro. La única variable es tiempo, ganar tiempo y volver a hipotecar el futuro, aplazar el problema, laminarlo, que es una herramienta bien conocida en el sector. Afectados están los consumidores (tarifa), los inversores (cotización), los bancos (créditos), los proveedores (inversiones)… en resumen lo mejor de cada casa. Uno de los grandes “marrones” que Rajoy tiene en la mesa.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2012

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031