Irritación española en Bruselas, ¿un gesto inútil?

Publicado por el Jan 22, 2013

Compartir

Los estados miembros de la Unión Europea compiten por situar nacionales en los puestos clave de las organizaciones comunitarias. Es un indicador indirecto de poder que encierra más vanidad que efectividad. En realidad los altos cargos de la Unión sirven a todos los socios e incurren en mala práctica si favorecen a su país de origen. Pero cuenta aquello de que “ni quito, ni pongo, ayudo a los míos”.

Desde hace unos años los candidatos españoles para ocupar altos cargos no prosperan; se habla poco español en los despachos importantes de la Bruselas. La pérdida de un asiento en el BCE con la salida de González Páramo no ha tenido ninguna compensación, ni siquiera de menor rango.

La última escaramuza ha sido la sucesión del luxemburgués Juncker al frente del Eurogrupo, un puesto equivalente a un ministro de Economía y Finanzas del euro. A un peso pesado europeo que se conoce como el mejor los secretos de Bruselas le ha sustituido un novicio que, aunque habla inglés como un británico, apenas ha salido de Holanda.

El nuevo presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem (46 años), es un principiante en la asignatura europea. Ni siquiera es un experto fiscal o monetario, ni académico ni gestor. Es un político profesional, que ha pasado por la política local, el parlamento holandés y su propio partido. Titulado en economía agraria en la universidad Wageningen su desempeño como presidente del Eurogrupo es un enigma. Lo apoyan los países ricos y estables, encabezados por Alemania y logró el voto francés a última hora.

En España algunos medios con poco fuste apuntaron que el ministro español tenía posibilidades de presidir el Eurogrupo. Nunca las tuvo por múltiples razones, que van desde un insuficiente recorrido comunitario al hecho de que el ministro de una país en problemas no tiene posibilidades. Para explicitar la desazón el ministro español negó su apoyo al nuevo presidente del Eurogrupo, y se quedó solo. ¿Es inteligente esa actitud?, ¿servirá para obtener alguna compensación posterior? Pued ecourrir como con las protestas al árbitro, te pueden librar de una tarjeta o garantizar varias. Significarse en el NO, no suele ser la actitud más rentable en Bruselas, sobre todo cuando la posición es débil.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2013

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Apr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031