Espírito Santo no es Lehman, pero se parece

Publicado por el jul 10, 2014

Compartir

La crisis del grupo financiero portugués e internacional Espirito Santo ha sacudió los mercados financieros europeos cuando aparentaban retorno a la normalidad y recuperación del pulso crediticio, empezando por los mercados mayoristas.

Un primer efecto es la retirada o aplazamiento de algunas emisiones de bonos corporativos a buen precio y con rating (o sin él) modesto. Las bolsas se han teñido de rojo especialmente para valores bancarios y para compañías endeudadas o necesitadas de financiación.

En España Banco Popular y ACS han suspendido las colocaciones de bonos corporativos por 750 y 500 millones de euros  con las que pretendían reforzar su estructura financiera. No está el mercado para intentarlo y fracasar, los efectos serían demoledoras para la confianza. Y no hay garantías suficientes como para esperar  una colocación cómoda y exitosa. Y en estas operaciones no se pueden dejar cabos sueltos, no se puede fallar.

El Banco de Basilea advertía hace pocas semanas que la crisis de endeudamiento no ha acabado, que los riesgos siguen presentes y que el mercado de bonos corporativos mostraba zonas de alarma. Y en esas llega la crisis de Espirito Santo, en vísperas de conocer los test de estrés o de resistencia de los bancos del eurosistema. En resumen que la normalidad no está consolidada, queda mucho por recuperar y sanear. A la menor alarma  el personal se va a protegerse al bunker.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2014

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031