Embridar el gasto autonómico

Publicado por el ene 18, 2012

Compartir

Buena parte del problema presupuestario que tanto debilita el crédito del Reino de España tiene su raíz en los gobiernos autonómicos. De la desviación, a peor, del déficit del 2011, estimada en unos 23.000 millones de euros, dos terceras partes la producen las Comunidades Autónomas. No sirve la excusa de que los cambios de gobierno: Cataluña (2010) y Asturias, Aragón, Baleares, Extremadura, Castilla la Mancha (junio 2011) han complicado la ejecución presupuestaria, porque son gastadores unos y otros, de uno y otro signo político, sustituidos o no el pasado junio.

Las administraciones autonómicas son gastadoras por su propia naturaleza, y apenas tienen sensibilidad al ingreso que les viene, en gran medida, de transferencias e impuestos compartidos pero gestionados por la Agencia Tributaria. Además los niveles de control y de transparencia de la parte autonómica son manifiestamente mejorables.

El nuevo gobierno ha abierto la mano para apoyar a todas las autonomías, incluso con entregas de efectivo inmediato para atender pagos vencidos, porque lo contrario sería un remedio peor que la propia enfermedad, por las consecuencias. La cuestión ahora es que una vez evitado el desastre de algunas comunidades y el definitivo cierre del grifo de la financiación externa para casi todas, hay que abrir la puerta a medidas preventivas de futuros desastres.

En pocas horas hemos conocido una escalada de advertencias que van desde posibles sanciones económicas a las comunidades que no cumplan sus compromisos (modelo de la Unión Europea que ha acreditado que no funciona), hasta la posible intervención (que nadie concreta cómo se materializa y en que soporte legal se concreta) e incluso, novedad apuntada por el ministro de Hacienda esta mañana en una radio, la denuncia penal al gastador, que es una medida de calado pero nada fácil de concretar.

En resumen, el problema está claro, la solución no tanto. Embridar a los gobernantes gastadores trasciende al modelo federal o autonómico. Otros países lo han resuelto sin que el estado central corra con todos los gastos, y en el caso español se requiere finura, profundidad, para elaborar una disposición y unos procedimientos que desalienten el gasto innecesario, ostentoso, peligroso. Una buena causa, para este gobierno tan urgido de hacer reformas de calado.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2012

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031