Elogio de la transparencia

Publicado por el ene 29, 2009

Compartir

El presidente Obama, que estos días se gana de sobra el sueldo con un trabajo intenso y sin pausa, recordó ayer en el Congreso, antes de que la cámara aprobara su Plan económico de recuperación, una famosa frase del juez del Supremo Louis Bradeis: “Sunlight is the best disinfectant” pronunciada hace casi un siglo. La transparencia como desinfectante, o mejor aun, como prevención de pecados y manchas.

Justo un día antes un juez británico reclama a su gobierno transparencia respecto a decisiones políticas tan importantes como el inicio de la guerra de Irak. El juez sostiene que mantener en secreto durante 30 años las actas del consejo ministros puede exceder el marco de la democracia.

Obama ha reiterado a lo largo de la campaña el valor de la transparencia para sustentar la confianza de los ciudadanos y también para combatir la crisis económica cuya raíz más que la debilidad del crédito es el derrumbamiento de la confianza.

De la transparencia todos se hacen bocas, casi todos la proclaman, pero muy pocos la practican. Se lleva una transparencia a la carta, entre vez y cuando, para lucir palmito; pero falta mucho recorrido en ese viaje. Más aun en la vida política que en la mercantil. Ya quisiéramos que los partidos (que son organismos públicos por el monto de subvenciones que les financian) se sometieran a los criterios de transparencia de las sociedades cotizadas en bolsa.

De desinfectamos estamos muy necesitados en la crisis actual, los que hubieran evitado tanto tóxico y tanto abuso.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2009

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031