El valor de las palabras

Publicado por el abr 19, 2012

Compartir

Unas pocas palabras pueden tener el valor de un discurso y modificar estados de opinión y tendencias. Unas pocas palabras de Alan Greenspan en octubre de 1987, cuando las bolsas se desplomaban en horas sin explicación convincente (la bolsa de Madrid paralizó sus operaciones a media mañana, algo insólito y peligroso) contuvieron la catástrofe. El presidente de la Reserva Federal, con pocos meses de ejercicio, dijo en un aeropuerto: “La Reserva Federal está en condiciones de proporcionar toda la liquidez necesaria” y la calma volvió a los mercados.

Unas pocas palabras metidas de matute en el discurso del Estado de Unión del presidente Bush en enero del 2003 sobre el uranio enriquecido que Irak pudo haber comprado en Níger, arruinaron buena parte de la reputación del presidente y de aquella guerra que aun pesa sobre la finanzas públicas y la autoridad de los Estados Unidos. Aquella frase era mentira, la CIA recomendó no decirlo, pero en la Casa Blanca se empeñaron en hacerlo. Luego se supo que sabían que era mentira y el presidente quedó mal.

Unas pocas palabras, once, que caben de sobra en twiter, pronunciadas por D. Juan Carlos, rey de la España de la Constitución de 1978, minutos antes de abandonar la clínica donde fue operado hace unos días, modifican la tendencia de la opinión pública, crítica con las actividades del jefe del estado.

Unas pocas palabras que significan mucho, que indican que hay decisiones que suponen riesgo y recompensa. A algunos puede parecer que las disculpas de personas que están en la cúpula del Estado debilitan su autoridad. Que no había caso para las disculpas, para para unos suponen ejercicio de la virtud de la humildad y para otros humillación.

Por los resultados, además de por el propio concepto, que el Rey se disculpe y, que lo haga con sensillez, es un acierto y ha proporcionado argumentos para sostener y reforzar la defensa del jefe del estado. El valor de las palabras.

Queda luego el oportunismo de quienes arriman el ascua a su molibno a cuenta de este caso. Pero sus palabras sirven también para poner en evidencia sus intenciones.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2012

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031