El Plan de rescate bancario tiene crédito

Publicado por el mar 24, 2009

Compartir

A Krugman no le gusta, cree que se queda corto, hubiera preferido una nacionalización de raíz con recapitalización de todos los bancos en apuros, cambio de gestión, y cuando las aguas vuelvan al cauce con una privatización. El llamado “modelo sueco” experimentado con éxito veinte años atrás en ese país nórdico. Pero Krugman ni ha cuantificado el coste de esa operación ni ha razonado sobre el fondo de la crisis. Si ha dicho que se fía de Bernanke, que es el economista mejor preparado para lo que toca.

Bernanke tiene más información que nadie y otro tanto ocurre con el secretario del Tesoro, Tim Greithner, que está en la cocina de la crisis desde primera hora. Ambos han convencido al presidente Obama de que un Plan de rescate mediante compra de activos dudosos puede funcionar. El punto crítico del rescate es la valoración de los dichosos tóxicos, que se ha remitido a un mecanismo de mercado: una subasta en competencia con cumpla la función de fijar esos indicadores que llamamos precios, imprescindibles para poder circular sin chocar.

El plan de rescate, tan criticado por Krugman, ha merecido respaldo del mercado, el que no obtuvieron las dos ediciones anteriores. De manera que los comienzos no son malos. Luego viene la puesta en escena y la interpretación, es decir los detalles que son los que determinan el resultado final. El plan será bueno si funciona, como casi siempre en política y en política económica.

Obama lleva 65 días al cargo, es cierto que dispuso antes de otros setenta,desde la elección presidencial, para preparar el despliegue de medidas; pero la velocidad de crucero es prodigioso. Más velocidad no significa más éxito, pero revela cierta seguridad y no poca confianza.

Me recuerda el ritmo reformista de los dos primeros gobiernos de Suárez, el preconstitucional (junio de 1976/junio de 1977) y el constitucional (julio 1977/marzo 1979). Especialmente ese segundo gobierno con Enrique Fuentes Quintana como vicepresidente económico durante nueve intensos meses, a lo largo de los cuales se cocieron los Pactos de la Moncloa y se aplicó el programa económico más ambicioso y reformista de la historia de España.

Lo que Obama se trae entre anos, aunque sea en otra dimensión, se parece a aquello. Otra cuestión es que funcione, como felizmente sucedió en España el año 1977.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2009

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031