El paro no para, aunque aprieta menos

Publicado por el may 5, 2009

Compartir

Los datos de un mes no marcan ni modifican tendencia, aunque indican algo. Los datos de paro que hemos conocido hace unos minutos son relevantes, lo son todos los meses, son el dato macro más contundente de la actividad económica, especialmente en una coyuntura como la actual. Mientras crece el paro no puede haber complacencia en cuanto a acción y beligerancia política.

Más paro significa ahora menos ocupación y menos actividad. No siempre ocurre así, pero si ahora. Cuando los empleadores reducen el nivel de empleo es porque han perdido clientes, mercado, ventas.

Buena parte de las empresas están en retroceso, hay menos demanda y por tanto necesitan menos productos o servicios para sus clientes. Y en esa coyuntura se imponen los ajustes de costes y entre ellos el de sueldos y salarios u honorarios profesionales. Hay menos jornales y por tanto menos rentas disponibles para el consumo o el ahorro.

Durante los últimos ocho meses (desde agosto) el aumento de parados inscritos en las oficinas de empleo ha sido de casi 1,2 millones (media de 150.000 parados al mes), lo cual no tiene precedentes en la historia del empleo en España. Es cierto que veníamos también de la fase más intensa de creación de empleo durante los diez años anteriores, pero mal consuelo y peor excusa es el buen aprovechamiento del potencial de crecimiento.

Los datos de abril son menos malos que los de los ocho menos anteriores: 40.000 parados más en el mes es un mal dato, semejante a la media del período que va del verano del 2007 al del 2008, cuando la economía empezó la cuesta abajo; es mejor que los tres trimestres anteriores, pero peor que cualquier objetivo razonable en una sociedad que confía en su potencia y oportunidades.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social, que son el otro gran indicador del día, son semejantes, también reflejan la tendencia depresiva de la economía, pero a menor ritmo que los meses anteriores. La cifra de 18 millones de cotizantes nos devuelve al panorama del empleo a mediados del 2005, cuatro años atrás, lo cual revela desperdicio de activos valiosos en cualquier sistema productivo moderno.

Es probable que el gobierno trate de extraer los aspectos positivos de estos datos. Será un error, porque mientras se destruya empleo la situación será de emergencia, que en ningún caso excusa de responsabilidad.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2009

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031