El deber y no pagar

Publicado por el nov 4, 2012

Compartir

Entre lo mejor que ha hecho este gobierno cuenta el intento de poner al día los pagos de las administraciones públicas, para acabar con esa mala práctica de no pagar a los proveedores, uno de los vicios que separan a España del pelotón de los países serios.
Vano intento. El gobierno ofreció hasta 30.000 millones a ayuntamientos y comunidades autónomas para pagar facturas pendientes; y ahora les ha ofrecido otros 18.000 para que atiendan los vencimientos de créditos evitando una posible quiebra.
Esos recursos deberían haber servido no solo para resolver el problema de los impagos crónicos, sino también para que o volviera a ocurrir una situación semejante. Funcionó lo primero, se pagaron las facturas reconocidas, pero unos pocos meses después las facturas impagadas vuelven a ser parecidas a las de un año antes.
El vicio de no pagar produce adicción, cuesta empezar, pero luego se asume como hábito. Y en no pocas administraciones el hábito se extiende como epidemia. Los farmacéuticos valencianos van a cerrar sus establecimientos para hacer visible el problema, Los catalanes no lo pasan mejor, y los de Castilla la Mancha pasaron por ese trance hace meses. En países serios no pagar sería un delito, aquí parece que es un accidente irrelevante. Y ese déficit de seriedad cuesta dinero, amplia el coste y genera desconfianza. Pero de eso no se habla en el Congreso.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2012

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031