El debate fiscal necesita un buen libreto

Publicado por el may 7, 2013

Compartir

Los impuestos suben pero la recaudación sigue estable. Nunca subieron tanto como durante los últimos 16 meses, seis rondas de subidas de casi todos los impuestos y creación de algunos nuevos. El gobierno, que lleva en su programa bajar los impuestos, ha hecho todo lo contrario, con intensidad, y lo asume con naturalidad, con la explicación de que no tuvo opción; no quería pero lo hizo, porque el objetivo mayor era reducir el déficit público y prevaleció sobre todo lo demás, utilizando todas las palancas: reducir gastos y también subir los ingresos, más impuestos.  El sector crítico del propio partido en el gobierno encabezado por Esperanza Aguirre y también por algunos presidentes regionales, reitera estos días que hay que volver a las promesas electorales y bajar impuestos, precisamente para activar el crecimiento que es la mejor medicina contra el déficit.

El debate es un tanto desangelado, falta un buen libreto de base, con los números bien plantados y las alternativas razonadas. El debate ideológico es de sobra conocido y las trampas se notan. Desde un lado sostienen  que dejar el dinero en el bolsillo de los ciudadanos suele ser más productivo que entregarlo al gobierno, lo cual provoca aplausos de buena parte de la parroquia. El argumento es consistente, tiene fuste, pero hay que concretar e ir más allá del enunciado, ¿Cuántos recursos para el Estado? ¿Para qué? ¿Cómo debe ser la estructura impositiva? Preguntas básicas que requieren respuestas que van más allá de si los impuestos son malos o buenos. Depende de cuantos impuestos, y para qué.  Desde el otro lado sostienen que la presión fiscal española es baja y que hay que ir más allá, hasta diez puntos más de PIB para el Estado. Los datos avalan esa tesis, pero también hace falta entrar en los detalles.

En la reunión de jefes del Partido Popular convocada por Rajoy para levantar ánimos y dar explicaciones, el tema de los impuestos ocupó parte del debate y los argumentos esgrimidos adolecían de poco rigor. Alguno de los que intervinieron sostuvo que las subidas de impuestos han recaudado poco…  ergo ¿para qué subirlos? Y Rajoy esgrimió el argumento de la necesidad que admite poco debate.

El momento es adecuado para elevar el tono e iniciar un debate serio sobre la fiscalidad del siglo XXI. Sobra literatura al efecto. El sistema fiscal español data de finales de los setenta, más de treinta años de desarrollo, lo cual justifica una revisión de fondo que va más allá de titulares y eslóganes para la propaganda. Para la reforma de 1977 fue muy útil un Informe (el libro verde) con cuatro densos y buen fundados tomos. Alguien debería abordar un trabajo equivalente, para que el debate esté bien sustentado y no sea populista y desangelado.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2013

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031