El BCE como excusa para no hacer nada

Publicado por el Jun 6, 2014

Compartir

El BCE movió ficha y aprobó un programa amplio de medidas (de máximos) para reactivar las economías europeas, todo lo que estaba previsto y el añadido de que hay más en la recámara. Y se aprobó con unanimidad; en esta ocasión el poderoso socio alemán no expresó reservas, aunque las tiene. Digo “economías europeas” en plural porque el euro integra economías dispares que evolucionan a muy distinto ritmo. Europa no es un estado federal (eso que tanto temen los británicos), las diferencias entre los distintos países de la UE desbordan las que existen entre California y Arkansas, por señalar dos de los estados norteamericanos con mayores diferencias, integrados en una unión más consistente y experimentada que la europea.

Entre los países del norte y centro de Europa y los del sur y el este hay diferencias profundas, modelos fiscales y presupuestarios muy disímiles  y ritmos de evolución económica nada paralelos. Todo ello supone dificultades para el consejo del Banco Central Europeo que tiene el mandato de procurar la estabilidad de la zona pero que tropieza con la contradicción de que lo que puede ser conveniente para una parte no lo es para otros.

El desarrollo dela crisis ha ido atribuyendo al BCE un papel  decisivo para afrontarla; quizá excesivo. Parece que el BCE puede adelantar o retrasar  la recuperación a base de poner dinero en el sistema. y no es cierto. Con más dinero se puede ir más lejos, pero ni es una condición suficiente, ni siquiera necesaria. El BCE influye en las expectativas, puede evitar catástrofes y colapsos actuando como banquero de último recurso o advirtiendo que puede hacerlo,  pero poco más.

Los gobiernos, ofuscados por el corto plazo y las elecciones, trasladan al BCE responsabilidades que les corresponden a ellos. El BCE movió pieza ayer. Pero eso no significa que el déficit público se reduzca automáticamente, que el endeudamiento privado deje de ser problema o que el paro descienda. Para todo eso, que es lo importante, se requieren muchos más concursos, voluntades y aciertos. El BCE puede ser una mala excusa para no hacer lo que hay que hacer,  y conviene tenerlo en cuenta.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2014

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
octubre 2017
M T W T F S S
« Apr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031