Dividendo y estrategia del Santander

Publicado por el jul 20, 2009

Compartir

El Santander publicita que el primero de agosto repartirá su tercer dividendo del año (primero a cuenta de este ejercicio): once céntimos netos por acción, después de ceder otros tres céntimos al Tesoro por retención a cuenta de impuesto de la renta. El mismo dividendo que hace un año. Trasladan así sensación de normalidad y dominio de la situación; el Santander sostiene que soporta la crisis gracias a su dimensión, diversificación y a una buena gestión de riesgos. Dicen que esto último constituye su mayor activo, un control de riesgos que evita errores y que le distingue entre los competidores.

A pesar de ese control de riesgos hay patinazos evidentes que empañan los resultados y trasladan incertidumbre (y frustración) a algunos clientes, incluidos buenos clientes. Los fiascos con Madoff y Lehman, las colocaciones frustrantes para los clientes de preferentes y similares, incluidos los bonos convertibles, demuestran que no todo lo que se ofrece es de calidad indiscutible, que en todos las esquinas cuecen habas y venden mercancía dudosa o averiada.

Si durante muchos años la obsesión del Santander era crecer, ser el más grande. Esa pasión está más que satisfecha, incluso en exceso ya que la crisis del sector, que ha puesto de rodillas a casi todos los bancos que le preceden en el ranking, ha otorgado al banco español una ventaja imposible de sostener.

Ahora, el objetivo de la dimensión tiene menos sentido, sin desdeñarlo, que antes, lo que merece la pena es buscar la calidad de la gestión, equivocarse menos que los demás. En primer término el Santander debe repetir en los Estados Unidos con el Sovereing la misma experiencia que en Inglaterra con el Abbey. Convertir ese banco de la costa este en uno de los más eficientes de su zona en el plazo de tres o cuatro años, lo cual supone una oportunidad asequible con buena contribución al beneficio y a mantener el dividendo. Y algo semejante sirve para los mercados locales, en concreto el español y portugués, donde el Santander pretende alcanzar los mejores ratios de solvencia y eficacia.

También pretende poner cortafuegos a los riesgos de inversión a través de terceros; la responsabilidad en la elección de instrumentos de inversión no es solo del cliente final por más documentos que éste firme. El proponente también tiene responsabilidades, aunque solo sean de reputación.

Botín se ha comprometido a completar este año con resultados semejantes a los del anterior, incluso algo mejores. La próxima semana presentará los resultados semestrales que marcan tendencia irreversible para el año, y además proporcionan una oportunidad para preguntar y para escuchar explicaciones y objetivos.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2009

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031