Buenos datos para predicar optimismo

Publicado por el may 6, 2014

Compartir

A quien corresponda presentar la parte más amable de la evolución de la economía los datos de paro y afiliación de abril le ha alegrado la mañana. No hace falta forzar las series ni torturar las estadísticas para buscar titulares. Por ejemplo se puede titular “Paro en abril: el mayor retroceso de la historia”; también vale: “el mayor crecimiento mensual de la afiliación desde 2005”. Incluso, “el menor gasto mensual en desempleo desde 2008”. Y a renglón seguido se puede sostener “vuelve el crecimiento… se acabó la recesión… la recuperación se traslada al empleo”.

Todas esas conclusiones son válidas, que van bien a la estrategia del gobierno para las próximas elecciones del día 25. El disgusto que proporcionó la EPA del primer trimestre, hace solo una semana, se dulcifica con los datos objetivos de abril. La EPA del segundo trimestre, que incorporará los datos de abril, se conocerá mediado el verano. Estos datos de abril llegan un día después de las previsiones de la Comisión Europea que dieron una de cal y otra de arena: animosas respecto al crecimiento del PIB (como la media del euro) pero decepcionantes respecto al empleo, el déficit y la deuda.

El paro es el primer problema para los españoles y un hecho que sustenta la tesis de la España anómala; el desempleo en España resulta extravagante por excesivo en las economías desarrolladas. Por eso conviene contener el optimismo y no perder perspectiva. Bueno es que la tendencia del empleo cambie el sesgo negativo, pero seguimos en un profundo pozo.

Los datos básicos: 111.000 parrados menos y 133.000 afiliados más en abril (en términos anuales, respecto a abril del 2013, las cifras son 300.000 parados menos y 200.000 afiliados más). Las entrañas de los datos no son tan estimulantes. Las cifras de abril, descontada la coyuntura, desestacionalizadas, se quedan en la mitad, y el crecimiento se produce fundamentalmente en la hostelería.

Lo que entra a cotizar lo hace por la banda baja, que no compensa las salidas de cotizantes a pensionistas. Y un dato que enciende una luz roja: la caída de los subsidios de paro ((un 15% durante el primer trimestre del 2014 respecto a 2013) no se deben a tránsito del paro al empleo, sino del paro con subsidio al paro a secas. Es cuando la familia y Cáritas entran en juego.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2014

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031