Benedicto XVI y las “coyunturas críticas”

Publicado por el feb 12, 2013

Compartir

La inesperada e insólita dimisión del Papa Benedicto XVI es un hecho extraordinario con trascendencia en todos los ámbitos, más allá del religioso. La dimisión meditada y voluntaria, en ejercicio de plenas facultades mentales, es lo que los historiadores Acemoglu y Robinson llaman en su reciente y exitoso libro “Por qué fracasan las naciones”, una “coyuntura crítica”, un hecho con influencia sobre el futuro.

Circulaba hasta ahora la tesis de que los papas mueren en el Vaticano y no dimiten, los reyes otro tanto, los dictadores fallecen en la cama, y durar es uno de los objetivos esenciales de cuantos tienen poder político, económico o social. El Papa Benedicto XVI ha puesto punto final a su pontificado porque no se siente capaz de afrontar los problemas que le tocan. Un gesto de realismo, de generosidad y de humildad, que se convertirá en su mejor legado a la historia, una excelente pedagogía con el ejemplo. Será el papa que se fue a tiempo, ejerciendo su libertad, por encima de la condición de conservador, renovador o cualquier otra calificación.

Desde luego que se gesto va a tener consecuencias; ha pulverizado una tesis propicia al inmovilismo, al hecho biológico más allá de lo razonable. Y la lección la van a entender algunos de los que se eternizan en empresas, gobiernos, partidos y organizaciones sociales. Irse a tiempo es un mérito, y no hacerlo un error.

Recientemente la prensa anglosajona ha criticado organizaciones empresariales españolas excelentes (El Corte Inglés y el banco Santander) por la edad de sus primeros ejecutivos y la ausencia de mecanismos de sucesión. No les falta razón. Emilio Botín respondió que “está a tope y en plena forma”, lo cual es cierto; no se percibe ninguna vacilación en su presidencia y está rodeado de un equipo profesional consistente y sin fisuras. Pero el recado de Benedicto XVI supone una “coyuntura crítica”, indica un cambio de referencia.

Pocos días antes la reina de Holanda, Beatriz, también en plena forma, cedió el trono a su hijo Guillermo, con efecto a partir del próximo 30 de abril. Los reyes ya no se mueren con la corona encima. Se trata d eotro mensaje interesante para quien pueda convenir.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2013

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
enero 2017
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031