A Seúl sin esperanzas

Publicado por el nov 10, 2010

Compartir

El formato de Cumbres del llamado G-20 es reciente, aunque hay precedentes anteriores (en 1999 en Berlín) el modelo actual, asociado a la Gran Recesión de este fin de década, empezó con la reunión mantenida en Washington hace ahora dos años, con presidencia de Bush, aunque con Obama electo en espera de sumarse al nuevo orden del mundo.

Tras aquella reunión que estrenaba el nuevo formato los líderes del mundo se reunieron con carácter semestral en Londres (abril del 2009), Pittsburg (noviembre del 2009) y Toronto (junio del 2010) para emitir sendos comunicados en los que compartieron análisis de la crisis y propuestas para abordarla.

En términos generales las reuniones, además de fotografías vistosas, han alumbrado comunicados interesantes y poco más. Probablemente es mejor que se celebren estas reuniones a que no se hagan; probablemente sirven para coordinar más de lo que aparentan; probablemente son eficaces para prevenir astracanadas o estrategias económicas parciales que desemboquen en proteccionismos suicidas o en experimentos desafortunados en algunos países.

Pero la sensación que trasladan es la de una gran feria de costosos vehículos y comitivas, de cenas aparatosas y de gestos simbólicos difíciles de interpretar. Los comunicados se trabajan con intensidad por los especialistas pero apenas tienen efectos en las expectativas.

Hace dos años, en la capital federal de los Estados Unidos, la reunión levantó grandes expectativas, ahora empieza a percibirse rutina y mucha política local, de cada uno de los dirigentes del mundo que pasa por su propio calvario, especialmente los dirigentes democráticos que tienen que someterse periódicamente a las urnas.

Lo que se ha notado es la emergencia de China, cuyo presidente aparece como nº 1 en la lista de las personas más poderosas del mundo y al que los dirigentes de otros países hacen la pelota como los dependientes a un potentado que visita su tienda a última hora de la una tarde poco provechosa. Sobre Seúl hay pocas expectativas; una reunión más con mucho jaleo y poca sustancia.

Compartir

ABC.es

Nuestro Dinero © DIARIO ABC, S.L. 2010

La economía se ha convertido en la principal preocupación de todos nosotros. En este sitio encontrarás pistas certeras para comprender qué está pasando con nuestro dinero. Más sobre «Nuestro Dinero»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031