Diseño español para la Expo de Shanghái

Publicado por el jun 5, 2010

Compartir

El “pabellón cesto” en la Expo de Shanghái no es la única participación de España en la Exposición Universal de Shanghái, la mayor de la Historia al reunir a 190 países y 50 organizaciones internacionales en sus 5,28 kilómetros cuadrados. Una empresa española, INGENIAqed (IQ), se ha encargado del diseño del Pabellón del Futuro, uno de los recintos temáticos de la muestra que, además, permanecerá cuando la Expo cierre sus puertas el próximo 31 de octubre.

La antigua central térmica de Nanshi alberga el Pabellón del Futuro

En concreto, IQ ha ideado los contenidos que se exponen en el Pabellón del Futuro, que se levanta sobre una antigua central térmica de 14.000 metros cuadrados ubicada en la zona de Puxi, al oeste del río Huangpu que divide en dos a Shanghái y también a la Expo. A través de espectaculares vídeoinstalaciones, libros digitales y esculturas fantásticas repartidas por cinco secciones, dicho recinto imagina el futuro de las ciudades, eje temático de la muestra, y los retos a los que éstas se enfrentan, como la contaminación o la superpoblación, así como la evolución del progreso tecnológico urbano.

En este impresionante escenario industrial, los visitantes pueden contemplar vídeos interactivos sobre la protección medioambiental y películas de ciencia-ficción antes de culminar el recorrido en una galería diáfana de 35 metros de altura. Allí se ha colocado una pantalla gigante en la que se proyecta una cinta de animación en la que ha colaborado el artista chino Bu Hua.

“El reto ha sido doble: por un lado, desarrollar un tema extremadamente complejo y ambicioso como es abordar de un modo serio, pero al mismo tiempo divulgativo, el futuro de las ciudades. Y, por otro, adaptar dicho men

saje a la sensibilidad del público chino, que será mayoritario porque se calcula que el 95% de los

70 millones de visitantes que acudan a la muestra serán nacionales”, explica Carmen Bueno, directora de proyectos de IQ, quien también ha sido contratada por la organización como consultora independiente por sus grandes conocimientos sobre las Expos.

Con un presupuesto de 14,5 millones de euros para la exposición del pabellón, la firma española ha trabajado conjuntamente con la Universidad de Arquitectura de Tongji en la rehabilitación de la antigua central térmica de Nanshi, uno de los iconos industriales de Shanghái cuya chimenea sobresale entre los vistosos edificios de la muestra. Aunque el régimen de Pekín ha realojado a 18.000 familias que vivían antes en los terrenos de la Expo, emplazados entre los puentes de Nanpu y Lupu, ha querido conservar la antigua planta térmica como si fuera uno de los “patrimonios culturales” de la ciudad. Una buena prueba de la “nueva sensibilidad” de las autoridades chinas, que no ha sido igual de condescendiente con las numerosas familias cuyas viviendas han sido expropiadas por la fuerza y sin pagar indemnización alguna dentro de la colosal remodelación urbanística no exenta de “pelotazos inmobiliarios” que entraña la Expo.

Ya dentro del Pabellón del Futuro, IQ ha diseñado la escenografía y la producción de audiovisuales junto al artista francés François Confino, mientras que la fabricación e instalación expositiva la ha asumido la empresa china Qing Shang.

No es la primera vez que IQ participa en una Exposición Universal, ya que es una de las pocas compañías europeas que puede presumir de haber estado presentado en todas las muestras celebradas desde Sevilla 1992. En aquella ocasión, su directora de proyectos, Carmen Bueno, fue la responsable de los pabellones temáticos.

En la Expo de Lisboa 1998, IQ asesoró en el desarrollo de cinco pabellones temáticos, mientras que en Hannover 2005 se encargó de tres de los once edificios principales del recinto ferial. En la última Exposición Universal, celebrada en la ciudad japonesa de Aichi en 2005, IQ asumió los contenidos que mostraba el pabellón de España.

El espectacular diseño del interior ha corrido a cargo de la empresa española IQ

Durante los próximos seis meses, se calcula que 60.000 personas visitarán diariamente el Pabellón del Futuro, el triple de público que reciben cada jornada algunos de los recintos nacionales con más éxito de la muestra, como el de Francia, Reino Unido, Japón, Arabia Saudí o España.

En resumen, el Pabellón del Futuro propone un viaje a través del tiempo desde los sueños de ayer hacia las ciudades del mañana, prestando especial atención a la conciencia ecológica tan necesaria en la actualidad con mensajes sobre el ahorro de energía y la reducción de emisiones contaminantes mediante la implantación de hogares inteligentes y medios de transporte verdes. Todo ello bajo el prisma del diseño español aportado por IQ.

Compartir

ABC.es

Tras un biombo chino © DIARIO ABC, S.L. 2010

China y Asia ya plantean al mundo los principales retos del futuro, como la superpoblación, el desarrollo insostenible y la contaminación de sus megalópolis plagadas de rascacielos, pero también cuentan con paraísos naturales como el Tíbet, Tailandia o Mongolia. Descubrir sus contrastes es comprender el mundo del mañana.Más sobre «Tras un biombo chino»

Calendario
junio 2010
L M X J V S D
« may   jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930