El bazar chino de los Reyes Magos

Publicado por el ene 4, 2010

Compartir

Aunque menos que otras campañas por el impacto de la crisis, los Reyes Magos volverán a repartir este año millones de juguetes “made in China”. Producidos en las fábricas que se concentran en Shantou y Dongguan, en la sureña región industrial de Guangdong, buena parte de ellos se distribuyen a todo el mundo desde la ciudad de Yiwu, situada al sur de Shangai en la provincia costera de Zhejiang.

Allí se levanta el gigantesco “bazar global” del mercado de Futian, que cuenta con 50.000 tiendas repartidas por cuatro edificios de varias plantas comunicados entre sí. De ellas, 400 venden juguetes y artículos navideños, generando cada año una producción de 2.500 millones de yuanes (250 millones de euros) que se destina en su mayoría a la exportación.
Es el caso de la empresa de juguetes Zhan Yong, que dirige desde hace 20 años una fábrica de juguetes con 120 trabajadores en Shantou y abrió hace 15 su antena en Yiwu. “Esta sucursal es muy importante porque aquí se generan la mitad de las ventas, de las cuales el 80% tienen como destino otros países y sólo el 20% se centran en el mercado chino”, explica su responsable, Xin Zhanyong.

Debido a la vocación exportadora de estas firmas, la crisis le ha pasado factura, como demuestra que la facturación ha caído de los 30 millones de yuanes (3 millones de euros) del año pasado a los 20 millones de yuanes (2 millones de euros) de esta campaña. “Las ventas han caído entre un 20 y un 30% en el sector juguetero chino”, se queja Xin Zhanyong, cuyo local ofrece coches teledirigidos con control remoto por precios que oscilan entre los 10 yuanes (1 euro) para los modelos más pequeños hasta los 200 yuanes (20 euros) que cuestan las réplicas a gran tamaño de deportivos BMW, Audi y Lamborghini. Por su parte, los helicópteros cuestan entre 40 y 170 yuanes (entre 4 y 17 euros).

En busca del escaparate que supone la Ciudad Internacional del Comercio, numerosas firmas jugueteras se han trasladado de Guangdong a Yiwu. Desde hace ocho años, aquí gestiona sus ventas al extranjero Concord, que cuenta con una fábrica con más de 1.000 empleados y una pequeña tienda en el mercado de Futian que le reporta el 10% de la facturación total.

Entre copias chinas “Barbie” que cuestan 9 yuanes (0,9 euros) y osos de peluche a 16 yuanes (1,6 euros), comerciantes venidos de los cinco continentes buscan los regalos favoritos de los niños. “Cada mes gasto unos 100.000 yuanes (10.000 euros) en 600 tipos de juguetes y obtengo un beneficio del 50%”, asegura Lu Xianxian, un empresario taiwanés que, al igual que otros dueños de establecimientos “todo a 100″, se abastece en Yiwu, el bazar chino de los Reyes Magos.

Compartir

ABC.es

Tras un biombo chino © DIARIO ABC, S.L. 2010

China y Asia ya plantean al mundo los principales retos del futuro, como la superpoblación, el desarrollo insostenible y la contaminación de sus megalópolis plagadas de rascacielos, pero también cuentan con paraísos naturales como el Tíbet, Tailandia o Mongolia. Descubrir sus contrastes es comprender el mundo del mañana.Más sobre «Tras un biombo chino»

Calendario
enero 2010
L M X J V S D
« dic   feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031