Chonor House, el refugio tibetano de Richard Gere

Publicado por el May 3, 2008

Compartir

Cada vez que el famoso actor Richard Gere, budista desde hace años, viaja a la India para visitar a su amigo el Dalai Lama en su exilio de Dharamsala, se aloja en Chonor House, un coqueto hotel con magníficas vistas al sobrecogedor Himalaya. Alejado del frenesí de Hollywood, el apuesto protagonista de películas como Oficial y caballero y Pretty woman disfruta de la paz espiritual que no tuvo durante sus agitados años de juventud en este idílico paraje natural de McLeod Ganj, una estación de montaña levantada por los ingleses durante los tiempos de la dominación colonial que cada año recibe a miles de turistas, peregrinos y refugiados tibetanos que acuden atraídos por su espiritualidad y por ser la residencia del Dalai Lama.

Un auténtico lujo que se encuentra al alcance de cualquiera por el módico precio que cuesta alojarse en Chonor House. En este establecimiento, regentado por la fundación del Instituto Norbulingka que tiene como objetivo preservar la cultura tibetana, cada una de sus once habitaciones, incluyendo una suite, vale unas 2.500 rupias (unos 40 euros), lo que supone una auténtica ganga en un país como la India, donde los hoteles de lujo de las grandes ciudades cobran, como mínimo, 200 euros la noche por la escasa oferta disponible.
Además, Chonor House, que abrió sus puertas en 1993 y cuatro años más tarde amplió el recinto, no tiene nada que envidiarle a dichos establecimientos porque todas sus estancias, diferenciadas temáticamente, están bellamente decoradas con motivos tibetanos y disponen de muebles típicos de dicha región.
Entre ellas, destaca la suite Songtsen, bautizada en honor del poderoso rey que, entre los años 617 y 698, introdujo el budismo indio en el Tíbet con la ayuda de sus dos esposas, una princesa china y otra de Nepal. Bajo su mandato se construyó en Lhasa el emblemático templo de Jokhang, al que peregrinan los fieles para rezar en la kora o circuito que lo rodea. Por ese motivo, el rey Songtsen Gampo está representando con una figura en una vitrina de la suite junto al monarca Trisong Detsen, que vivió entre 790 y 844 y conquistó Chang´an, la capital china de aquel entonces, y a Tri Relbachen, que fundó más de treinta monasterios entre los años 806 y 836. La suite, que consta de un salón y un dormitorio, cuenta con mesas y sillones tibetanos y sus lámparas están esculpidas con ocho símbolos de la suerte.
Pero, sin duda, la habitación más codiciada por los huéspedes de Chonor House es la Kham, ya que en ella suele alojarse Richard Gere en sus escapadas a Dharamsala. Este amplio cuarto, dotado con dos camas y terraza, homenajea a uno de los territorios del Tíbet histórico, dividido hoy entre las provincias chinas de Sichuan y Yunnan.

En esta habitación resaltan, además de sus alfombras estampadas con forma de tigre, los bonitos cuadros que cuelgan de sus paredes, que muestran escenas de caza a caballo y guerreros de Khampa en el festival de Lithang, donde los jinetes demuestran sus habilidades. Es posible que dicho cuarto guarde algún que otro secreto del astro de Hollywood, pero los personajes que decoran sus muros guardan silencio ataviados con sus trajes tradicionales y cabalgando a lomos de sus yaks.
La misma disposición tiene la contigua habitación Amdo, que es la otra provincia del Tíbet histórico por la que discurría la antigua Ruta de la Seda y hoy forma parte de Gansu y Mongolia Interior. Aquí destaca el mural de una peregrina rezando en el famoso monasterio de Labrang, el más importante centro de peregrinación que en la actualidad se encuentra fuera del Tíbet y que llegó a contar con más de 3.000 monjes antes de los estragos que causó la Revolución Cultural china (1966-76).
En la planta baja del edificio, el viajero podrá sentirse como si estuviera en las provincias de U y Tsang en la habitación Tíbet central, que es la cuna de la región por albergar la capital, Lhasa, y su espectacular Palacio de Potala. Tan imponente recinto, que domina la ciudad al erigirse sobre una colina, data del siglo VII, pero la construcción actual se remonta a 1648. Dividido en dos palacios, uno rojo y otro blanco, fue la residencia oficial del Dalai Lama y la sede del Gobierno tibetano hasta que la revuelta fallida contra las tropas chinas en 1959 obligó a la máxima figura política y espiritual del budismo a exiliarse en la India.

Las otras habitaciones se centran en diversos aspectos de la cultura tibetana, como los nómadas, los animales mitológicos, las especies salvajes, los pájaros, la ópera tradicional, los árboles y las flores y el viaje al mar desde esta región enclavada en el techo del mundo.
Por su parte, el colorista salón Dzipak ofrece un entorno acogedor en el que disfrutar de uno de los tés con mantequilla de yak que se sirven en el restaurante junto a otras especialidades de la gastronomía tibetana, como la tsampa (harina de cebada tostada), los momos (dumplings o raviolis rellenos de carne y verdura) y el thukpa (fideos con carne). Mención aparte merecen las galletas afganas, pasteles y chocolates que componen los postres, que harán las delicias de los más golosos.
Desde la terraza exterior de Chonor House, junto a la que se ubica una tienda de artesanía, se puede contemplar el complejo de Tsuglagkhang, formado por la residencia oficial del Dalai Lama y el monasterio de Namgyal, tan cercano que los cantos guturales de los monjes budistas despiertan cada mañana a los huéspedes con los primeros rayos del alba y entre el piar de los pájaros.
Sin duda, un remanso de paz y espiritualidad en medio de este oasis indio en el que, para no olvidar el lugar donde uno se encuentra, hay que probar el exquisito, pero bastante picante, pollo tandoori (cocinado en horno de leña) del restaurante Mc´Llo. Como muestra una de las fotos de sus paredes, los platos de este local del centro de McLeod Ganj también cautivaron a otro célebre actor, Pierce Brosnan, quien recaló en este refugio del budismo para contrarrestar las mundanas aventuras de su personaje más conocido, el espía James Bond 007. A pesar de tener tanta licencia para matar como Richard Gere para conquistar a las mujeres con sus papeles de galán, ambos sucumbieron a los encantos tibetanos de Dharamsala y de Chonor House.

Más información en:

www.norbulingka.org

Compartir

ABC.es

Tras un biombo chino © DIARIO ABC, S.L. 2008

China y Asia ya plantean al mundo los principales retos del futuro, como la superpoblación, el desarrollo insostenible y la contaminación de sus megalópolis plagadas de rascacielos, pero también cuentan con paraísos naturales como el Tíbet, Tailandia o Mongolia. Descubrir sus contrastes es comprender el mundo del mañana.Más sobre «Tras un biombo chino»

Calendario
mayo 2008
M T W T F S S
« Apr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031