El sueño rondeño de Juan Pablo

Publicado por el Oct 28, 2010

Compartir

Más allá de donde nunca se pone el sol, porque casi todo el día impera la noche, en la tierra donde intentan enterrar las armas con la palabra y sirven a los caídos, Juan Pablo imagina su lidia en otro ruedo distinto al de la guerra.

Doctorado en valor y lealtad a la bandera de la paz, en el duermevela de una anochecida respira su mayúscula afición: los toros. En esos sueños inventa faenas: sale un noble jabonero y lo saluda a la verónica. Entonces a su mente viene aquella estampa majestuosa de Antonio Ordóñez en la que aletea sus muñecas en la ciudad italiana donde coquetea la Fontana de Trevi. Juan Pablo lanza la moneda al viento y entrega su alma en la muleta. Imagina un proemio por señoriales estatuarios, seguidos de naturales y derechazos templados, trincherillas angelicales. Hasta que el toro, en un eterno pase de pecho, hace un extraño, se le cruza y lo eleva a los aires… Un compañero le despierta del trance: «Tenemos tarea». Ahora la batalla es otra…

Problemas en una zona cercana al campamento. La técnica y la templanza dan también ahora un balance positivo. A la vuelta a «su» plaza, trata de evadirse de la realidad cercana con su pasión taurina. Conecta por la «rúe internet» con su ruedo favorito, ABC, que le ofrece las noticias taurómacas. Comenta con «sus» hombres la jornada: el triunfo, la sangre, la perfección de un capote mágico, las dos mil corridas de Enrique Ponce. «¡Es un fuera de serie!», exclama. «¿Dónde?», pregunta un compañero. «En Ronda», responde…

Y otra vez sus ilusiones navegan. En aquella coqueta Maestranza fantasea con tomar la alternativa: Morante de la Puebla de padrino y Cayetano de testigo. Sus dos toreros predilectos, «el arte y la elegancia, la torería y el empaque». Enfundado en el terno en el que los valientes se juegan la vida, vía mail, nos espeta en corto y por derecho: «Daría todo por cumplir ese sueño irreal. Sólo está al alcance de los privilegiados». Es la particular «misión imposible» del sargento Juan Pablo, quien posee el valor de un torero pero dice que le falta lo esencial: «Dios no me ha dado esas bolitas de las que habla el gran Rafael de Paula».

Nos habla de la llamada de los elegidos, del misterio del toreo, de la magia de una Fiesta deletreada por ABC: «Gracias a su periódico por narrarnos la temporada, por sus crónicas y entrevistas». Gracias a todos los lectores del Silabario de los Toros.

Compartir

ABC.es

Entre barreras © DIARIO ABC, S.L. 2010

La apuesta por la Fiesta de los Toros que ABC mantiene viva desde hace más de cien años no podía quedar al margen de las nuevas tecnologías. La información, la crítica, el análisis...Más sobre «Entre barreras»

La entrada más popular

«Mentes criminales»

201... Lee la entrada completa

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2017
M T W T F S S
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031