Zidane pone al mal tiempo buen trabajo y es optimista ante el futuro

Zidane pone al mal tiempo buen trabajo y es optimista ante el futuro

Publicado por el Nov 15, 2017

Compartir

Zidane pone al mal tiempo buen trabajo. Por una vez en la vida, el parón de selecciones es positivo para el conjunto blanco. La plaga de lesiones y sanciones (Cristiano, Ramos) sufrida desde agosto hasta hoy ha provocado un comienzo de curso muy extraño. Bale ha vuelto a recaer ahora. Keylor, Carvajal, Varane, Benzema, Marcelo, Kovacic, Vallejo y Cristiano, castigado durante cinco partidos, han faltado en el equipo durante más de un mes en cada caso. El croata lleva dos sin jugar. La consecuencia de esa criba fue que Zidane nunca pudo, en estos cuatro meses, hacer las alineaciones y rotaciones que tenía previstas.
Bale se prepara ya con un nuevo objetivo: el clásico del 23 de diciembre.

El espectador solo observa que el equipo sufrió dos derrotas y tres empates en este primer tercio de la campaña, repartidas entre la Liga y la Champions, sin profundizar en las causas. No analiza que el técnico tuvo que hacer onces de urgencia, a veces con los dos laterales izquierdos lesionados, Marcelo y Theo, y en otras ocasiones con un guardameta roto (Keylor) y otro que jugó con fiebre, como sucedió con Kiko Casilla en la difícil victoria de Getafe. Ramos también jugó enfermo aquel encuentro. Ahora, este periodo de partidos de los equipos nacionales es aprovechado por el responsable de la plantilla para realizar una «pretemporada en toda regla», nueve días de sesiones físicas y técnicas con diez jugadores importantes. Roto Bale de nuevo, son Cristiano, Benzema, Carvajal, Kovacic, Theo, Llorente, Lucas, Keylor y Kiko Casilla quienes se ejercitan en Valdebebas, a las órdenes de Antonio Pintus y de los fisioterapeutas, para ponerse a punto ante el inminente derbi y sobre todo para llegar a final de temporada preparados en la lucha por los títulos. Isco regresó de la selección con un golpe en un muslo y tras recibir tratamiento inmediato volvió a ejercitarse ayer con el grupo, junto a Modric y Kovacic. El malagueño podrá jugar el derbi del sábado en el Metropolitano.

«Van a volver a la competición nuevos», señala el cuerpo técnico. Eso significa que mucho de estos futbolistas comenzarán físicamente su campaña en noviembre, con siete meses por delante. La ilusión de volver a la competición y, en varios casos, recuperar el tiempo perdido es enorme. Carvajal, superada la pericarditis, es el mejor ejemplo de los jóvenes, con ese ímpetu para darlo todo en cada sesión. Cristiano y Benzema ensayan periódicamente los remates al primer y al segundo toque, en esa obsesión por recuperar el acierto en el gol, considerado el principal problema del equipo después de las lesiones. Kovacic ya se ejercita en el césped y será alta en tres semanas. Keylor suda en el gimnasio para poder competir en catorce días. Es difícil que pueda ser titular en el primer duelo madrileño en el Metropolitano. Theo, Lucas y Llorente se encuentran «al ciento por ciento», dicen los preparadores. Listos para jugar. Ansiosos por demostrar su valía. «En pocos días tendremos a casi todos los jugadores recuperados y preparados para llegar bien hasta el final», pronostican los responsables de la parcela física. «Zizou» siente una ansiedad en el grupo por saltar al campo y comenzar la reacción.
Bale sufrió un nuevo golpe que se extiende a toda la casa. Pero el club es fiel y perenne en su esfuerzo de cariño y apoyo anímico para que regresa a la competición en plenas condiciones. Su nueva meta está señalada: el clásico del 23 de diciembre.

Hay un mensaje positivo desde el cuerpo técnico: todo está a nuestro alcance, dependemos de nosotros mismos. Solo preocupa que las lesiones frenen este salto progresivo hacia adelante.

Mientras desde el exterior se duda del Real Madrid, a rebufo de las derrotas de Gerona y Londres, desde el interior se ven las cosas de manera muy distinta. El club y su entrenador piensan que tienen todas las opciones para ganar la Liga y la Champions. Sí, también la Liga. En el seno de la casa blanca no se vislumbra el campeonato español como algo muy lejano. Advierten que «todos los equipos perderán puntos», porque el campeonato nacional es muy duro y las competiciones europeas pasarán factura. Zidane y el Real Madrid son optimistas ante el porvenir que le espera al plantel. Confían sobremanera en esta recuperación física, que permitirá explotar la calidad del plantel.
Ningún título está perdido, es el lema. «Ya hemos superado la peor etapa de la temporada y estamos a un punto de pasar a octavos de final de la Champions, a ocho puntos en la Liga, con dos títulos conseguidos y la posibilidad de ganar otro en diciembre, el balance hasta ahora no está mal», reflexiona Zinedine. El francés augura que lo mejor está por llegar, pues ningún otro club ha soportado nueve bajas de larga duración en una plantilla de veinticuatro hombres, con recaídas como la de Bale. Lo mejor para el marsellés es poder hacer desde ahora las alineaciones y rotaciones pretendidas, aunque le falten uno o dos futbolistas.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2017

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
noviembre 2018
M T W T F S S
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930