Un penalti en contra en dos años y es la guerra

Un penalti en contra en dos años y es la guerra

Publicado por el Mar 2, 2018

Compartir

La prensa de Barcelona está tan comprada idelológica y económicamente, con subvenciones oficiales de la Generalitat, que es totalmente barcelonista y no le importa manifestarlo y demostrarlo. Al Español le mantienen como el sparring modesto que el monstruo necesita para potenciar su liderazgo, al igual que el nacionalismo necesita generar enemigos y el odio ancestral a ese enemigo prefabricado para justificar su nacionalismo separatista.

Fíjense si esa prensa, por llamarla algo, es la antítesis del periodismo que no han publicado una sola información durante de dos años para investigar por qué al Barcelona no se le pitaba un penalti a lo largo de dos temporadas. Mascherano cometía un promedio de ocho en cada Liga, pero no se informaba, ni se decía, ni se profundizaba en ello. No interesaba, porque sabían muy bien que la Federación Española (?) de Fútbol y su comité de árbitros ayudan al Barcelona desde que Laporta consiguió el apoyo del fútbol catalán para Villar en las elecciones de 2004, ganadas a Gerardo González Otero, que abogaba por un cambio de gestión. El mismo apoyo que el fútbol catalán dio mayoritariamente a Villar en las últimas presentaciones de candidaturas, dejando a Jorge Pérez en la calle.

El Barcelona está acostumbrado a la ayuda arbitral desde hace lustros. El Real Madrid lo ha pagado en sus carnes, pues Florentino Pérez también ha abogado por un cambio en el mundo del arbitraje que era una afrenta al continuismo casi dictatorial de Sánchez Arminio, que lleva en el cargo de jefe de los árbitros desde el siglo pasado, lo mismo que Villar, quien ha sido destronado en 2017 su jefe después de casi treinta años de mandato.

Sánchez Arminio camina hacia las tres décadas al mando de los colegiados para controlar y manejar. El máximo dirigente arbitral dijo en una concentración de colegiados que “el Real Madrid no caía demasiado bien” en ese estamento, porque había solicitado desde hacía tiempo un cambio en la dirección del comité de los colegiados. Era lo mismo que decir que Sánchez Arminio sobraba. Y por ahí no pasaba. Es enemigo del VAR, porque el sistema tecnológico acabará con mucho poder de los colegiados, al ser controlados por otras personas desde arriba.

Pues les digo una cosa: debería aplicarse el VAR con una retroactividad de cuatro o cinco años, como Hacienda. Si se hiciera, que nunca se hará, les aseguro que el Barcelona no tendría todos los títulos que ahora ostenta. Ahora mismos ya les indico uno: la Liga 2015-16, que el Barcelona de Luis Enrique ganó al de Zidane por un solo punto, sería del Real Madrid.

El Barcelona ha vivido de ese apoyo arbitral desde hace muchos años. Está acostumbrado a la ayuda. Por eso, ahora le han pitado un penalti en contra, ha perdido dos puntos y ha armado la guerra mundial, como si le hubieran robado tres Ligas. No dicen nada del nefasto partido del Barcelona, lento, sin ideas. La culpa es de Mateu Lahoz y nada más.

Al Real Madrid le han perjudicado con unas doce decisiones esta temporada, empezando por los cinco partidos de sanción a Cristiano, y no pasa nada. Porque también es lo normal.

¿Han pensado ustedes que a Cristiano le endosaron cinco partidos por tocar un antebrazo del árbitro cuando le echó injustamente en el Camp Nou en agosto? ¿Han visto ustedes que Luis Suárez dio patadas en sus partes pudendas a un jugador del Valencia y no tuvo sanción, cuando era tarjeta roja y cuatro partidos de castigo?

¿Han pensado ustedes que Luis Suárez dio otra patada en los testículos a un jugador del Alavés al siguiente partido y tampoco tuvo sanción, cuando eran otros cuatro encuentros de castigo? Siempre podría decir el uruguayo que si le hubieran impuesto los cuatro primeros no habría tenido opción de dar la siguiente patada en el siguiente encuentro.

¿Han visto ustedes cómo Luis Suárez pegaba patadas y tarascadas a los rivales para sufrir la quinta cartulina amarilla y cumplir sanción hace unos días, mientras el colegiado no le sacaba tarjeta y las patadas seguían y seguían? Si el comité fuera serio, habría abierto un expediente y sancionado al jugador por dos partidos, como le pasó a Carvajal en la Champions. Pero es Luis Suárez, es el Barcelona. Intocables, aunque las actitudes del delantero uruguayo sean lo peor de la Liga. Vergonzante la comparación con Cristiano. Hay un beneficiado, el Barcelona, y diecinueve súbditos en la Liga

Esa es la enorme diferencia de trato. Vergonzosa. Si Luis Suárez jugara en el Villarreal o en el Español, le habrían impuesto diez partidos de castigo esta temporada, al borde del traspaso. En el Barcelona puede dar patadas impresionantes a quien quiera, no le echan.

Ahora, Mateu señala un penalti de Digne por manos y el Barcelona pide daños y perjuicios. Estoy de acuerdo: que un juez valore todos los encuentros del Barcelona en esta Liga, decida expulsiones, amonestaciones y quite puntos. Si fuera así, el Barcelona hoy sería segundo en la clasificación, porque le han regalado una decena.

Así está el fútbol español. Mientras, el Barcelona llora como si le hubieran esquilmado. Qué vergüenza. Tapan que no está bien. Tienen preocupación. Porque el Atlético le hará sudar en el campeonato español hasta el fin y Valverde sabe que su equipo lo pagará físicamente en la Copa de Europa. Y en la Liga.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2018

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
mayo 2018
M T W T F S S
« Apr    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031