Si Bale juega a gusto, mejor para Cristiano

Publicado por el jul 19, 2015

Compartir

Es gratuito el deseo de enfrentar a Cristiano con Bale. El Real Madrid escucha que el portugués se siente celoso con el británico por el nuevo rol que Benìtez le ha dado en el equipo y el club lo encaja con resignación. Ser el club más famoso del mundo significa aguantar estos intentos de enemistar a las estrellas. El argumento de esa celosía alimentada es que el nuevo entrenador visitó a Bale cuando jugó con Gales en junio. Y marcó un gol decisivo. Se fabricó un antagonismo entre los dos jugadores. En una perífrasis, Ronaldo debería estar molesto porque él, triple Balón de Oro, dos veces con el Real Madrid, no fuera el primer visitado por le técnico. Benítez acudió a Cardiff, sencillamente, porque había tomado una semana de vacaciones para acudir a su casa de Liverpool. Presenciar el partido de Bale en Cardiff significaba  una distancia de trescientos kilómetros. Allí, sí, habló con Gareth. Tenía una reunión pendiente con él, sí, tarde o temprano. Porque el Real Madrid no puede permitirse no aprovechar a un futbolista de la categoría del número once.

Es cierto que el segundo fichaje más caro de la historia del fútbol (salvo que Neymar nos ofrezca nuevos papeles escandalosos y su coste supere los 91 millones del galés) no ha rendido lo que debía. La razón es que no ha jugado en su sitio. Es zurdo y le han colocado por la derecha. Tras una buena primera temporada, con goles en las finales de Copa (maravillosa galopada ante Bartra) y de Champions (de cabeza), y después de marcar en el Mundial de Clubes en diciembre, no ha brillado al nivel esperado. Benítez tiene la misión de solucionar ese desperdicio de un futbolista espectacular. Hay una verdad intrínseca en este objetivo: si Bale juega mejor, el primer beneficiado será Cristiano. Y por encima de los dos, el Real Madrid.

Benítez habló en profundidad con Bale y le preguntó donde quería jugar. El número once le dijo que su puesto idóneo es de media punta central. Y en esa posición debutó ante la Roma. Y fue de los mejores en un partido sin historia, con un Real Madrid que repartió titulares y suplentes, falto de entrenamientos. El preparador madrileño le ha dicho a Gareth que unas veces le situará como media punta y otras como segundo delantero, al lado de Benzema o Cristiano. Quiere que sea más protagonista. Que se sienta a gusto en el césped. Opina que debe marcar más goles, estar más cerca del área, no solo dar pases. Se habla del mimo que Benítez concede al británico y nadie se da cuenta de otra verdad: Ronaldo continúa jugando también dónde y cómo quiere.

El cambio de función de Bale no afecta al triple Balón de Oro, que entra por la izquierda, como es habitual, o ejerce de punta, según el momento de cada partido. Así será en el futuro. Cristiano jugará por su banda en el sistema 4-2-3-1 y en diversos encuentros será delantero puro tanto en el esquema 4-2-3-1 como en el 4-4-2. El reto de Benítez es que las dos figuras se sientan bien en su idea. Y si Gareth rinde más, Cristiano será aún mejor. Lo demás son telenovelas de verano. Y con los culebrones de Íker Casillas y de David de Gea ya tenemos la parrilla cubierta y el “share” más alto que Kiko Casilla.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2015

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031