Plaga de lesiones, culpa del negocio creado por la FIFA

Publicado por el oct 11, 2015

Compartir

Modric, Morata, Silva, Benzema, James, Danilo, Gotze y Pogba son la punta del iceberg de un problema mundial. Los grandes futbolistas caen lesionados en los partidos de selecciones por culpa del negocio montado por la FIFA con el aplauso de la UEFA y de la Conmebol suramericana, cuyas selecciones, las más importantes del mundo, se aprovechan de la prerrogativa que concede el máximo organismo del fútbol mundial para convocar a cuantos futbolistas quieran para partidos oficiales y amistosos sin importarles si hay un parte médico que aconseja que no jueguen. Mientras los futbolistas piden menos encuentros para no caer en combate, la FIFA monta más torneos. Tras el Mundial, la Eurocopa y la Copa América, ha organizado el Mundialito en diciembre para sacar más dinero de los clubes. Y se ha inventado la Copa Confederaciones un año antes de las Copas del Mundo para disputar un Mundialito de selecciones encubierto. Cuando se le dijo a la FIFA que no podía cargar de más encuentros a los profesionales, salía el pletórico Blatter y contestaba que las ligas deberían reducir sus jornadas y quedarse solo con 16 equipos.

El presidente de la FIFA velaba por el negocio de sus televisiones y amigos. Aumentaba los torneos para ganar más y aconsejaba a los clubes, que son los que pagan los futbolistas, reducir partidos. Xabi Alonso lanzó un dardo hace tres años. Adujo que cada temporada se jugaban más encuentros y que la FIFA solo hacía aumentar sus propias competiciones. Bayern, Chelsea, Real Madrid, Barcelona y otros grandes piden una reducción de los partidos internacionales de sus profesionales con las selecciones y lo que meditan la FIFA y la UEFA es acrecentar el número de participantes en el Mundial y en la Eurocopa. El mundo del fútbol va mal porque todo está hecho al revés.

El punto principal que exigen los equipos es que sus futbolistas no tengan que acudir por obligación a los amistosos que las federaciones organizan para hacer caja. Danilo, Benzema y James cayeron lesionados en duelos sin trascendencia. Modric ha vuelto a romperse en un enfrentamiento oficial de Croacia. Es la acumulación de partidos que soportan los mejores jugadores del mundo la causa principal de estas lesiones constantes. Los cambios de entrenamiento que viven con sus seleccionadores significan la puntilla. Marcelo y Khedira también fueron baja en los últimos tiempos tras jugar con sus equipos nacionales. Estamos en octubre y la lista europea de jugadores rotos da miedo. En junio abordarán la Eurocopa de Francia como meta y muchos no llegarán a ella. Otros caerán en esa competición. Y lo que más temen los equipos es la pretemporada próxima, cuando sus internacionales llegarán tarde, consecuencia de esa Euro 2016, y con menos descanso. James ya ha pagado ahora la excelente Copa América que disputó hace unos meses.

La corrupción existente en la FIFA y la UEFA es el último capítulo de este abuso de autoridad que los organismos del fútbol mundial y europeo aplican para quedarse gratuitamente con los mejores profesionales de los clubes bajo el tópico manto del equipo nacional. Con el latiguillo de la primacía de jugar con tu país se aprovechan las federaciones para ganar dinero. Partiditos amistosos a las diez de la noche, prime time televisivo y a cobrar. Los equipos están hartos. Sobre todo cuando seleccionadores como Deschamps (Francia) y médicos como Nemec (Croacia) se arrogan sus derechos con soberbia, apoyados en una legislación antigua, caduca y trasnochada (García, estas palabras son patente tuya). Pero ellos no pagan la soldada a los futbolistas. En todo caso, los lesionan por forzarles sin ser jugadores de su propiedad. El francés, por alinear a Benzema todo el partido. El croata, por intentar justificar las lesiones de Modric inventándose dolencias menores y sin importancia que las resonancias más o menos magnéticas convierten luego en importantes.

El croata Nemec llegó a criticar a Carlo Ancelotti por darle tantos partidos consecutivos a Modric. Le culpó de la lesión. Es tal el derecho de pernada que las selecciones disfrutan que ya se permiten acusar al club que paga a los futbolistas. Están muy mal acostumbrados a robar gratis a los futbolistas. Los clubes piden a los futuros dirigentes de FIFA y UEFA un respeto y cambios reglamentarios en este sentido. El problema es que no pueden respetar a los equipos cuando no respetan a nadie y roban de las televisiones internacionales con contratos revendidos y se hacen ricos con la reventa de entradas en los Mundiales. Ellos mismos tenían el holding montado. Yo me lo guiso, yo me lo vendo y yo me lo revendo. Y el Real Madrid, quejándose por Deschamps. ¡Qué nimiedad, dirá Platini! Yo, que me he llevado 1,8 millones de euros en 2015 por un supuesto trabajo que hice para Blatter entre 1999 y 2000. Ellos sí que entienden lo que es el fútbol. Su negocio. Y los equipos como el Real Madrid solo están para pagar 91 millones por Bale y callarse si le quitan al galés para disputar un rondo en Cardiff. Que para eso son la FIFA y de televisiones y saraos saben y cobran mejor que nadie. Y comen por diez.

Compartir

ABC.es

Tiro al blanco © DIARIO ABC, S.L. 2015

Los aficionados del Real Madrid recibirán información y opinión diaria del equipo, con datos confidenciales, previsiones de futuro y también un toque de humor blanco Más sobre «Tiro al blanco»

Etiquetas
Calendario de entradas
diciembre 2016
L M X J V S D
« nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031